México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador anunció hoy un plan para recapitalizar a Petróleos Mexicanos (Pemex), lo que le daría un ingreso adicional por 107 mil millones de pesos, y una inversión 36 por ciento mayor en términos reales.

En su conferencia matutina, el mandatario dijo que su administración tomó la decisión de “apoyar a Pemex con todo”, y que si la empresa productiva del Estado requiere más, lo tendrá, pues tiene todo el respaldo de su gobierno y en particular, de la Secretaría de Hacienda.

Señaló que en los sexenios anteriores, Pemex, así como la Comisión Federal de Electricidad (CFE) fueron “maltratadas y debilitadas” por la mala administración y corrupción, y que los organismos reguladores estuvieron al servicio de los “traficantes de influencias, de los saqueadores de Pemex y la CFE”.

Al respecto, el presidente cuestionó: “¿Qué se hizo con los 800 o 900 mil millones de deuda contratada en el sexenio pasado?, ¿qué se hizo con los excedentes que se obtuvieron por precios altos del petróleo como nunca en la historia en el sexenio de Fox y de Calderón? Vamos a hacer las cuentas, vamos al fondo; yo ofrezco que hagamos la revisión para tener todos los elementos.

¿Cuánto fue lo que ingresó, cuánto creció la economía con todo ese dinero, y por qué creció la inseguridad, la violencia y la pobreza? ¿Qué fue lo que sucedió?, bueno, imperó la corrupción”, apuntó.

“Los tecnócratas que apostaron a la privatización, que son corresponsables de la quiebra, del fracaso de Pemex, están ahora en una postura, para decirlo suavemente, de escepticismo, que no se va a poder, que es mucha la deuda, que va a ser imposible rescatar a Pemex”.

A este respecto, respondió: “yo acepto el desafío vamos a sacar adelante a Pemex y va a ser una empresa productiva, una empresa que va a tener utilidades, ganancias”, y dijo estar convencido que “lo que llevó a Pemex a estos extremos de debilitamiento fue la corrupción.

“¿Qué no decían los tecnócratas, alcahuetes de saqueadores, que íbamos a estar produciendo tres millones de barriles diarios después de aprobar la reforma energética?, y estamos en un millón 700 mil barriles”.

Sobre la posición de empresarios acerca de que hay que dar tiempo a la reforma energética para que dé resultados, López Obrador apuntó que dicha reforma no ha traído beneficios para la producción de petróleo en cuatro años.

Lo que las empresas contratadas no han podido hacer en ese periodo, dijo, su administración lo logrará en 10 meses, en lo que se refiere a extracción en tierra y aguas someras, pues en aguas profundas lleva más tiempo.

Mencionó que a las empresas que ya cuentan con contratos, “les estamos dando tiempo, pero ya llevan cuatro años, tienen más tiempo porque no nos vamos a poner a quitarles los contratos, no, ellos tienen que aportar”, pues se comprometieron a que en 2024 producirían 280 mil barriles diarios.

Sobre el abasto de combustible, afirmó que se ha llegado casi a la normalidad, pero que el balance de lo logrado se dará a conocer el 21 de febrero, y adelantó que a la fecha, ha disminuido en 90 por ciento el robo del hidrocarburo.

El titular del Ejecutivo federal adelantó que la próxima semana dará a conocer irregularidades que se cometieron en la extinta Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), con un millón 500 mil casos documentados, y que presentarán padrones con los recursos que no llegaban a los beneficiarios.

Sobre la recapitalización de Pemex, el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa destacó que con el incremento del incentivo fiscal para Pemex, le dará un flujo extra de capital por 15 mil millones de pesos este año, y así hasta llegar a 90 mil millones de pesos en los años subsecuentes.

El director de Finanzas de Pemex, Alberto Velázquez detalló que a los 25 mil millones de pesos contemplados en el presupuesto de egresos, se le suman 35 mil millones de pesos en pagarés que la Secretaría de Hacienda abonó por adelantado.

Además de que a través de una mayor deducibilidad, habrá una disminución en la carga fiscal de al menos 15 mil millones de pesos, acumulativo a lo largo del sexenio, refirió.

También habrá recursos obtenidos a partir del plan contra el robo de combustible implementado por el gobierno federal, con lo que se habrán recuperado 32 mil millones de pesos.

El incremento de 36 por ciento en la inversión que realiza la empresa, es el mayor en 10 años, y que se logrará con los esfuerzos en materia de austeridad, el apoyo del gobierno federal y que en 2019 no se contratará deuda, a diferencia del periodo 2013-2018, en el que Pemex contrató deuda por 140 mil millones de pesos cada año, apuntó.