(Hipertextual).- Corea del Sur es un lugar lleno de excentricidades interesantes, ya sabemos que hacen dramas tan famosos como el anime japonés, pero existen cosas como las que te presentaremos a continuación y que seguramente no sabías.

Eres un año más viejo, a veces dos:

Los surcoreanos suelen sumar un año a la edad internacional; el concepto cultural proviene de China y no sólo sucede en Corea del Sur sino también en países influenciados como Corea del Norte, Vietnam o Japón.

Lo que ocurre es que los otros países asiáticos han aceptado la internacionalización de la edad y prácticamente ya no usan esta costumbre, sin embargo, en Corea del Sur lo normal es utilizar la edad coreana cuando te preguntan.

En cuanto al por qué hay que sumarse uno es simplemente porque se cree que ya naces con un año, no con cero.

Pero añadido a esto, los coreanos no cumplen años sólo cuando nacieron sino cada ib chun o periodo solar, así que cumples dos veces; por tanto, dependiendo del mes, es posible que entre un periodo solar y otro tengas hasta dos años más.

Si una persona ha nacido a principios de año, la diferencia de un año será la habitual, en cambio, si una persona nació a finales, pasará muchos meses añadiendo dos años a su edad internacional.

No hay desodorante:

Es una cosa que incluso suelen añadirte en la guía de viajes cuando compras un vuelo a Corea: deberías traer tu desodorante porque es muy difícil encontrarlo. Esto es porque los coreanos sudan pero no huelen.

El olor corporal se debe a una mezcla de compuestos orgánicos volátiles; las investigaciones sobre este tema comenzaron en la década de los sesenta, descubriendo que el olor axilar era producido por la interacción de secreciones apocrinas con los microorganismos cutáneos de las axilas.

En 2009, un equipo de investigación descubrió que casi toda la etnia asiática tiene una mutación genética que detiene la producción de los compuestos del sudor apocrino que causan el mal olor, por eso, las personas en China y Corea no usan mucho los desodorantes.

Si tienes un problema físico, se espera que lo soluciones:

Seúl es la capital mundial de las cirugías estéticas, el sector mueve cuatro mil 400 millones de euros al año y cuenta con dos mil especialistas.

Hay cirugías de todo, absolutamente de todo, cosas como la reducción de volumen craneal es posible y son tan increíbles los cambios que, tras someterse a una operación, les obligan a actualizar su identificación oficial porque normalmente no se les puede reconocer después.

También las adolescentes piden la cirugía de doble párpado como premio por graduarse en la preparatoria.

Incluso, si tienes una nariz que no es lo suficientemente atractiva, te pueden preguntar en una entrevista laboral por qué no te la has quitado esperando que tengas una razón de verdadero peso para no haberlo hecho.

Corea tiene una sociedad muy superficial, que valora demasía el aspecto físico y no poseerlo es todo un problema para cualquier empleo de cierto nivel.

Si se mueve, se come:

Tienen comidas muy extrañas, más o menos siguiendo la línea de toda Asia; empezando por la famosa sopa de perro. Sí, tradicionalmente se comía el perro. Pero hay cosas peores como un vino con fetos de rata dentro, el gaebul que es una lombriz de mar abierto, se comen crudos con salsa de sésamo o el beondegi que son larvas de gusano de seda al vapor.

Los más alcoholizados del mundo:

Según datos de la OMS, es efectivamente el país que más alcohol consume; de hecho, su bebida nacional, el soju, es el alcohol más vendido del mundo y quizás la única bebida alcohólica coreana conocida fuera de las fronteras (aunque hay muchas más).

Está hecha a partir de licor de arroz pero no sabe a arroz, se toma en vasos pequeños como los tequileros y las botellas tienen un precio muy económico.

En cuanto a su potencia, tiene alta graduación —entre los 15º-25º el malo, el caro puede tener más— y se toma solo.

Su sabor es tan fuerte como el de alcohol de curar heridas y quema bajando, pero las ajummas (ancianas) lo toman como si nada.

Y ni se te ocurra rechazar si te ofrecen una bebida alcohólica, lo interpretarán como un gesto de descortesía, sobre todo si quien te lo ha ofrecido es alguien de mayor edad que tú; de hecho, los jefes tienen la costumbre de emborrachar a sus subordinados al salir de la empresa.

Beber en Corea del Sur está bien visto, en reuniones, en negocios, en fiestas, en encuentros, además, existe la creencia de que beber alcohol adelgaza.

Los coreanos conducen bastante mal:

En su mayoría los coreanos prefieren coches automáticos y a pesar de que los automáticos son más fáciles de conducir y de máxima velocidad, en Corea son bastante bajos, hay muchos accidentes.

Según la OMS, Corea del Sur es el segundo país con mayor número de muertes de tráfico.

Cosmética para todos:

Hay una industria cosmética que lo invade todo. Los ídolos —cantantes y actores famosos— promocionan productos de belleza en todas partes.

Los hombres en corea consumen tantos cosméticos como las mujeres, se ponen bb creams para el día a día —maquillaje con tratamiento de cobertura baja— polvos, usan serums y tónicos, se pintan el cabello, se hacen la cera integral en las piernas y pecho, no salen a la calle sin protector solar y ver un coreano con barba es tan raro como ver pasar el cometa Halley.

Se consumen productos con ácido hialurónico, vitamina C, salicílicos, proteínas de arroz y leche, caviar, tierras volcánicas mineralizadas… y en definitiva, todo lo que por su composición aclare y terse la piel.

A los coreanos no les gusta el moreno, odian las manchas y a los 20 años de edad ya están preocupados por las arrugas.

Como consecuencia o en base a esto, inventaron el cuidado facial en capas, en el que se usan al menos diez productos diferentes que hay que utilizar en un orden específico, según ingredientes y textura, uno detrás de otro post absorción para alimentar la piel a la par protegerla del exterior. Y

Corazón:

¿Cómo haces el símbolo del corazón? Si eres occidental seguramente juntarás los pulgares y los índices haciendo la forma; los coreanos no hacen los corazones así sino juntando índice y pulgar de la misma mano, lo que para nosotros significa dinero.

El K-pop:

¿Se acuerdan del Gangnam Style? Pues no fue una casualidad, la industria cultural de Corea del Sur lleva más de veinte años potenciando y haciendo globales sus producciones.

El K-pop es nombre que recibe su estilo de música, integrado por varios géneros musicales como el dance pop, la balada pop, la música electrónica, el rock, la música hip hop y el R&B.

Se caracteriza por tener elementos audiovisuales integrados en directo como coreografías, fuegos artificiales en escena, caracterización y/o interpretación, una perfección técnica en la coordinación grupal de baile.

Además aprovechan la estética cute, usan excéntricos peinados y/o maquillaje llamativo. No se puede decir que las letras tengan en su mayoría un gran repertorio o sean muy profundas pero la música es pegajosa.

Los 100 días

En Corea las Sogaeting o citas a ciegas son muy normales y se habla de ellas públicamente; la verdad es que para los coreanos suele ser difícil conocer gente nueva por su introversión y a la vez es casi un delito llegar a los treinta y estar solo.

La familia insiste mucho en esto y a veces es la madre la que le presenta al hijo a varias chicas, también puede ocurrir por medio de la hermana o las amigas de la novia de un amigo.

Cuando las parejas empiezan a salir cuentan los días y existe una celebración a los 100 en la que la chica le hace bombones caseros (en San Valentín también los hacen).

Puedes ver cosas como camisetas de parejas en conjunto, bufandas para dos o guantes dobles para tomarse de la mano sin separarse. En resumen, no es un buen sitio para estar soltero.