Los smartphones se ha convertido en una gran necesidad en nuestros días, sin embargo, las medidas de seguridad con la que los nuevos dispositivos van saliendo al mercado provocan que ignoremos los detalles más pequeños pero no menos importantes que dañan nuestro teléfono.

De acuerdo a la publicación de la revista digital de tecnología Ticbeat estos son siete malos hábitos que dañan nuestro teléfono, por más insignificante que parezca:

No apagar el smartphone:

¿Nunca has reflexionado que tu smartphone necesita un descanso?

Los especialistas destacan dos razones principales para apagar el teléfono de forma periódica: ampliar la duración de la batería y reiniciar su actividad.

Ignorar el uso de antivirus para el móvil:

Tu dispositivo es como una computadora pequeña, por lo que no está libre de ser infectado con virus y malware.

Existen programas de protección como Avast, Eset, Avira o Bitdefender que protegerán tu terminal de ataques maliciosos.

La parte negativa es que ocupan espacio y pueden ralentizar el funcionamiento del mismo.

No limpiar el exterior ni el interior:

Las bacterias se acumulan en tu dispositivo, especialmente en la pantalla táctil, con la que estás constantemente en contacto; debes limpiarlo con regularidad.

También es recomendable eliminar periódicamente archivos ocultos que se acumulan, ya sea a mano o mediante una app específica.

No lleves siempre el móvil en el bolsillo:

¿Sabes cuántos telefonos se han roto por estar permanente ubicados en el bolsillo trasero?

Mejor utiliza el bolsillo delantero para evitar caídas a la calle o incluso a la hora de ir al baño.

Sumergirlo (aunque sea resistente al agua):

Marcas como Sony lo han dejado bastante claro; que un modelo esté categorizado como resistente al agua no significa que se pueda sumergir, utilizar en la ducha o tomar fotos debajo del agua. Así que recuerda no llevarte el smartphone a la albercada.

No utilizar medidas de seguridad en el bloqueo de pantalla:

No utilizar ninguna medida de seguridad, PIN, patrón de desbloqueo u otras variantes deja la privacidad de tus datos completamente a la intemperie.

Si alguien te roba el smartphone y no encuentra ninguna clase de restricción, accederá a tu información personal sin problemas.

Utiliza medidas de seguridad para al menos, hacer que sea imposible la invasión de tu privacidad.

Guardar fotos exclusivamente en la memoria interna:

Esta se llena fácilmente puesto que tiene un límite, por lo tanto, es mejor que utilices la tarjeta SD o periódicamente vayas pasando tus archivos personales a un disco duro externo o a un servicio en la nube.

Ten en cuenta que todos estos datos pueden desaparecer si te roban el móvil.