Guerrero.- A un año de la fundación de la autodefensa Movimiento por la Paz en el municipio de San Miguel Totolapan, cientos de pobladores marcharon y pidieron las detenciones de Raybel Jacobo de Almonte alias "El Tequilero" y del diputado con licencia, Saúl Beltrán Orozco, principal operador de dicha organización criminal de acuerdo con la Fiscalía General del Estado.

Cansados de secuestros, extorsiones y otros hechos de violencia, el 12 de diciembre del 2016 el pueblo de Totolapan se levantó en armas y fundó el Movimiento por la Paz.

Este martes, cientos de pobladores y familias desplazadas de comunidades cercanas, marcharon por las principales calles de San Miguel Totolapan y reiteraron la exigencia de que sean detenidos los líderes del grupo delictivo "Los Tequileros" a quienes acusan de haber causado la ola de violencia.

"Los Tequileros" mantenían su bastión en el poblado de La Gavia, actualmente abandonado, y fue hasta mediados del 2017 cuando Raybel Jacobo de Almonte abandonó el municipio junto con sus sicarios y presuntamente estarían en la Sierra de Tlacotepec.

Durante la movilización de este día, los cientos de manifestantes recordaron que las mismas autoridades de justicia en Guerrero señalaron al diputado priista Saúl Beltrán Orozco, como operador de la banda delictiva por lo que insistieron en su detención.

"Pedimos al gobierno y a los órganos de impartición de justicia cumplan con la tarea que tiene bajo su responsabilidad porque no es posible que la denuncia penal por secuestro que interpuso el ingeniero Isauro de Paz estén congeladas".

"Por otra parte, las denuncias contra el diputado Saúl Beltrán y las órdenes de aprehensión de Raybel Jacobo de Almonte continúan sin efecto", denunciaron a través de un comunicado.

La marcha culminó en el centro de San Miguel Totolapan y en ella participaron también sectores afectados por la violencia en Tierra Caliente y autoridades locales.