Chilpancingo, Guerrero.- Trabajadores de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach), agremiados a la sección 32 del SUSPEG, cumplieron 24 horas de paro laboral, al no haber una solución concreta a sus demandas por parte de las autoridades.

Con ello, también continúan tomadas las oficinas administrativas, operativas y los tanques de agua de la paramunicipal, estos últimos ubicados en la colonia Margarita Viguri.

Entrevistado en las oficinas administrativas, ubicadas en la calle 16 de Septiembre del barrio de San Mateo, el secretario general de esa fracción del SUSPEG, Gaudencio Atrisco Campos dijo que no ha habido avances al 100 por ciento de sus peticiones.

Detalló que ayer la directora de la paramunicipal, Irma Lilia Garzón Bernal sólo dispersó salarios de la primera quincena de agosto a 27 de 80 trabajadores que hacían falta, mientras que de la segunda a ninguno de los 200 que agremia la sección 32 se les ha pagado.

Tampoco, agregó, ha habido avances en cuanto al pago de la prima vacacional de julio, el bono del Día del Padre que se otorga en el mes de junio de cada año y las siete despensas para el mismo número empleados.

Atrisco Campos advirtió que si en el transcurso de las próximas horas el alcalde Antonio Gaspar Beltrán e Irma Lilia Garzón Bernal no cumplen con sus demandas, tomarán los sistemas de bombeo de agua de Acahuizotla y Mochitlán.

En caso de cumplir con su acción, miles de familias de la capital se quedarían sin agua entubada en medio de la pandemia del Covid-19, lo que desataría protestas.