Villahermosa, Tabasco.- José Luis Méndez y otros 15 trabajadores de la Refinería Dos Bocas llevan dos días en huelga de brazos caídos contra de la compañía mexicana (Pimosa), especialista en cimentación profunda, pilas, pilotes y ataguías metálicas y de concreto, por celebrar contratos arbitrarios.

Los obreros, todos del municipio de Paraíso, informaron que sin notificación oficial alguna, otro empleado de la compañía Pimosa, les avisó que el contrato había concluido con la multinacional petrolera (Ica Flúor Daniels) y que pasarían a prestar sus servicios con la empresa (Samsung), pero con un 22% menos del salario semanal que venían recibiendo.

La empresa Samsung, del paquete 2, ha construido mil 517 pilas de siete mil 925, y del paquete 3-A, lleva un avance de construcción de 835 pilas de dos mil 575.

Los huelguistas explicaron que semanalmente la empresa Pimosa les pagaba dos mil 300 pesos y hasta tres mil 900 con horas extras, pero este lunes fueron avisados que pasarían a formar parte de la plantilla de la empresa surcoreana Samsung con un salario de mil 800 pesos, salario que rechazaron.

"A los que vienen de afuera hasta viáticos les dan, el problema es con los de Paraíso", acusó José Luis.

José Luis Méndez y sus compañeros, son parte de los más de 20 mil desempleados que acudieron hace más de un año a la bolsa de trabajo que implementó la Secretaria de Energía (Sener) en el parque Tabasco.

"Nos sentimos defraudados y engañados por el presidente (Andrés Manuel López obrador). Fui a la bolsa de trabajo para después ser explotado", lamentó.