300 trabajadores del hospital de la Madre y el Niño Guerrerense piden la salida de su director Adiel Molina Bello por diversas anomalías.

Se trata de personal administrativo, médicos, enfermeras e intendencia que este día decidieron salir a la calle y bloquear el carril norte-sur del paseo Alejandro Cervantes, justo afuera del nosocomio.

Para no afectar las labores en el hospital, los manifestantes decidieron no parar labores pero sí turnarse para continuar el bloqueo.

La demanda principal, es la salida del director a quien acusan de nepotismo, prepotencia, malos tratos y más.

‘No estamos de acuerdo en que el señor gobernador Héctor Astudillo haya ratificado a Adiel Molina como director ya que es una persona no grata para con los trabajadores’, señaló Marco Benicio Torres, secretario de conflictos de la sección 61 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg).

Destacó que en el hospital hay personal con mejor perfil académico pero tampoco están en desacuerdo que lleguen personas externas.

‘Lo que queremos dejar claro es que la base trabajadora no quiere otros cinco años con el señor Adiel al frente del hosptial, no sabemos qué mérito tiene para que el gobernador lo haya ratificado’

A las 12:30 horas decidieron retirar el bloqueo que duró una hora para redactar una minuta de acuerdos con la cual de cumplirse, se acabará por completo la protesta, de lo contrario, amagaron con intensificar las acciones a pesar de que el hospital recibe diario a cientos de visitantes.