Chilpancingo, Guerrero.- Agremiados a la sección 28 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) tomaron las oficinas de la Secretaría de Servicios Públicos Municipales para exigir incrementos salariales.

Con ello, quedó totalmente paralizado el servicio de recolección de basura en Chilpancingo, el cual, es realizado por una veintena de camiones recolectores.

La protesta fue anunciada ayer por el líder sindical José Natividad Adame Salgado, quien señaló que desde hace más de un año el gobierno municipal no ha atendido a un pliego petitorio de trabajadores.

Los planteamientos de los trabajadores radican en dos puntos medulares, como el asunto de pedir un incremento salarial del diez por ciento y seguros de vida para los agremiados.

En la protesta realizada en la Secretaría de Servicios Públicos, los trabajadores denunciaron públicamente al jefe de limpia, Juventino Mejía, a quienes señalaron de prepotente y hostigar a los empleados.

También señalaron que cuatro personas del área acumulan más de cuatro meses sin recibir salarios, además, de que la mayoría de los 150 empleados, carece de uniformes e instrumentos de trabajo, como picos y palas.