#Suave Patria

Tráfico de migrantes, un negocio próspero en la Cuarta Transformación

especialistas en migración coinciden en que el endurecimiento de la política migratoria por parte de México beneficiaría a estas redes delincuenciales.

Por Redacción, 2019-07-01 10:44

México.- El negocio del tráfico de migrantes de Centroamérica y México hacia Estados Unidos es millonario y está siendo beneficiado por el endurecimiento de la política migratoria del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, advierten especialistas.

El foco mediático y del discurso de los gobiernos tanto mexicano como estadounidense ha estado en el tránsito de personas en caravanas o en pequeños grupos, pero la contratación de ‘polleros’ que prometen llevar a los migrantes centroamericanos al otro lado de la frontera es una modalidad muy socorrida por la promesa de ser un salvoconducto que garantiza el cruce, y que a menudo es sinónimo de fatalidad, pues las personas que pagan por ello suelen caer en manos de redes delincuenciales que les asaltan o secuestran, los someten a prácticas como prostitución o trabajos forzados o bien simplemente los abandonan a su suerte en territorio desconocido.

Por la naturaleza ilícita de este negocio no existen cifras oficiales sobre el mismo ni tampoco se sabe con certeza cuál es el porcentaje de migrantes que cruzan la frontera sur a través de esta modalidad. Sin embargo, especialistas en migración coinciden en que el endurecimiento de la política migratoria por parte de México beneficiaría a estas redes delincuenciales.

«En la desesperación por huir muchos de ellos (migrantes) han caído en manos de las redes de tráfico de personas, y son éstas las que han aprovechado el endurecimiento de la política migratoria y han obtenido ganancias multimillonarias», comentó Rubén Figueroa, integrante del Movimiento Migrante Mesoamericano.

De acuerdo con Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores (SRE), la delincuencia organizada cobra en promedio 3,300 dólares, alrededor de 63,300 pesos mexicanos, por migrante, y si bien el gobierno ha dicho que trabajarán para desarticular estas redes, a la fecha ha ido en aumento la detención de personas que cruzan solas o en caravanas, pero no de quienes han hecho de éste un gran negocio.

Figueroa explicó que así como el Plan Frontera Sur, impulsado por Enrique Peña Nieto, aumentó el tráfico de migrantes, la actual política que persigue migrantes a través del Plan Integral de Desarrollo de Andrés Manuel López Obrador, también haría prosperar a estas redes criminales, pues los migrantes ven en ellas una opción «más segura» para llegar a la frontera norte.

«Son los traficantes los que han puesto a miles de personas en la frontera con Estados Unidos y los han cruzado. Son redes de tráfico que operan desde Centroamérica junto con México», advirtió el activista.

Las redes de tráfico de migrantes no se dedican sólo a este ilícito, pues su negocio se extiende al narcotráfico, al robo de combustible –mejor conocido como huachicoleo-, a la extorsión, entre otros.

Cecilia Imaz Bayona, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), comentó que estas organizaciones muchas veces trabajan para grupos criminales en los que se ha ido extendiendo el tráfico de personas que llegan a pagar desde 3,000 hasta 10,000 dólares con la promesa de que hay tres intentos para cumplir el sueño americano, pese a que, con el endurecimiento de la política migratoria de México y de Estados Unidos, están entrando a cuentagotas.

«El que tengan tres opciones los hace regresar y repetir el viacrucis, además de que este negocio ha florecido en buena medida porque hay corrupción en las autoridades mexicanas, pero también en las patrullas fronterizas de Estados Unidos», aseveró la especialista.

Figueroa dijo que las instituciones y autoridades mexicanas, como en el caso del Instituto Nacional de Migración (INM), o algunas policías tanto locales como federales forman parte de esas redes del crimen, «una cosa es pagar sobornos a autoridades mexicanas y otra es que también son parte de estas estructuras delincuenciales», aseguró.

Según cifras de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito las principales rutas del tráfico migrantes -de África oriental, septentrional y occidental hacia Europa y de América del Sur hacia América del Norte- generan anualmente alrededor de 6,750 millones de dólares de los Estados Unidos para los delincuentes que operan en estas regiones solamente, sin embargo, dada la falta de cifras oficiales esta cifra sería mucho mayor.

A partir del segundo semestre del 2018 el flujo migratorio proveniente de Centroamérica se disparó exponencialmente. De acuerdo con cifras del INM, de diciembre de 2018 a junio de este año en México se han detenido a 105,834 migrantes indocumentados, esta cifra supera las detenciones que se hicieron durante todo el año pasado cuando fueron capturadas 138,000, y también las de 2017 cuando se detuvo a 93,846 personas.

Imaz Bayona explica que no hay una causa particular que explique el éxodo centroamericano, más bien, un deterioro económico, político y social son el motor de las caravanas.

«Se formó una bola de nieve, hay un deterioro de condiciones. Las poblaciones menos favorecidas viven asoladas por las pandillas, a eso se le sumó la crisis del café, fue una avalancha de condiciones lo que llevó a transitar por México a las caravanas migrantes», detalló.

Rubén Figueroa, quien se dedica a la defensa de los derechos de los migrantes que cruzan la frontera sur de México para llegar a Estados Unidos, dijo que hay una crisis social muy fuerte en Centroamérica, en donde no sólo es la pobreza que padecen sus habitantes, también hay una violencia estructural que proviene de pandillas, del crimen organizado y del Estado.

La región conformada por Honduras, El Salvador y Guatemala, también conocida como el triángulo de la muerte, padece una crisis socioeconómica, que de acuerdo con cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) ha propiciado que actualmente los migrantes de El Salvador conformen el 22% del total de su población, los de Honduras 6.9% y los de Guatemala 5.8%.

La violencia y la persecución de migrantes centroamericanos por parte de las autoridades mexicanas no iniciaron en esta administración, sin embargo, especialistas en el tema afirman que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador da continuidad a la política fallida que se había implementado antes.

«El presidente heredó una política migratoria fallida, pero la que está implementando responde a una petición clara del gobierno de Trump, el despliegue de la Guardia Nacional no se entiende sin los diálogos del gobierno mexicano con Estados Unidos», aseguró Tania Reneaum Panszi, directora Ejecutiva de Amnistía Internacional.

Rubén Figueroa indicó que la persecución se ha incrementado con esta nueva administración, y si en la administración pasada las cosas eran difíciles con el Plan Frontera Sur, ahora la situación se torna más difícil para los migrantes, porque por un lado se les persigue, se les detiene y se les deporta masivamente, pero además se mantiene una criminalización hacia ellos y un mensaje de odio.

En el centro están los migrantes siendo lapidados en medio de un muro militar que se ha implementado en la frontera sur de México, pero que también tiene presencia en la frontera norte.

Uno de los acuerdos para evitar que Estados Unidos impusiera aranceles a los productos mexicanos, que iniciarían en un 5% y aumentarían mensualmente hasta llegar a un 25%, fue contener el flujo migratorio, para lo que el gobierno mexicano decidió desplegar a elementos de la Guardia Nacional en la frontera sur.

«Con el despliegue de la Guardia Nacional la actual administración está implementando una política migratoria enfocada en la seguridad pública, el mensaje que mandan es que las personas migrantes están cometiendo un ilícito o son delincuentes, y hay que expulsarlas porque son parte de la inseguridad y de los peligros que hay en México», indicó Tania Reneaum Panszi.

La especialista dijo que la Guardia Nacional no puede ser quien resuelva problemas sociales como el de la migración, desplegar a los gendarmes significa desplegar policías que van detrás de personas que vienen huyendo de pobreza, de violencia y de muchos otros problemas.

Si bien, además de endurecer las medidas para detener migrantes, el gobierno ha anunciado programas como «Sembrando vidas» para emplear a los miles de centroamericanos que huyen de sus países, sin embargo, Mariana Zaragoza, coordinadora del Programa de Asuntos Migratorios (PRAMI) de la Universidad Iberoamericana, comentó que es plausible haya una visión de desarrollo, pero no es suficiente.

«En vez de gastar los recursos en militarizar la frontera lo que deberían de hacer es más programas de regularización para garantizar su seguridad, lo que están haciendo es criminalizar la migración y eso de ninguna manera puede ser una opción», sentenció.

#Suave Patria

Pemex tendrá que importar crudo ante déficit para refinación

Según cálculos del 2019 al 2024 existiría un faltante para refinación de 52,000 barriles diarios de aceite en promedio, cada año.

Por Redacción, 2019-07-21 11:42

México.- A lo largo del presente sexenio, Petróleos Mexicanos (Pemex) no dispondrá de petróleo crudo suficiente para cumplir sus metas de refinación, por lo que muy probablemente tendrá que importar el faltante, según las cifras proyectadas en su Plan de Negocios 2019-2023.

De acuerdo con cálculos a partir de los pronósticos de producción e importación de petróleo y de proceso de crudo en refinerías expuestos en el plan, del 2019 al 2024 existiría un faltante para refinación de 52,000 barriles diarios de aceite en promedio, cada año.

Esta cantidad es equivalente a 5% del crudo que se prevé procesar en el Sistema Nacional de Refinación durante el sexenio. Para cada año del periodo, este monto se deduce de restar el volumen de petróleo crudo que se procesará en refinerías del volumen de aceite que queda luego de descontar a la producción las exportaciones.

Por ejemplo, para el 2019, Pemex prevé una producción de 1 millón 707,000 barriles de crudo y una exportación de 1 millón 141,000 barriles. La diferencia consiste en un volumen de 566,000 barriles de aceite disponibles para ser refinados localmente.

No obstante, para ese año Pemex anticipa que las seis plantas que a la fecha conforman su sistema de refinación procesen 643,000 barriles diarios de petróleo crudo, dando como resultado un déficit de 77,000 barriles diarios, equivalente a 12% de la meta de proceso de aceite.

Para el 2020, año en el que se proyectó mayor extracción de petróleo y menor venta en el exterior, el faltante baja a 10,000 barriles diarios, que cuentan por 1.3% de la meta de procesamiento para ese año, que es de 788,000 barriles diarios.

En los años subsiguientes, la brecha negativa crece a medida que lo hacen las metas de refinación. En el 2021 sube a 15,000 barriles diarios (1.5% de la meta de proceso de crudo), en el 2022, a 37,000 barriles (3.2%), en el 2023 a 61,000 barriles diarios (4.1%) y en el 2024, a 113,000 barriles diarios (7.6% de la meta de refinación).

Pemex prevé que el proceso de crudo en refinerías crezca 43% durante el sexenio, para pasar de 612,000 barriles diarios (menos de 40% de la capacidad de transformación actual) a 1 millón 485,000 barriles diarios (75% de la capacidad proyectada para ese año), gracias a la recuperación de la capacidad actual y a la puesta en marca de la refinería de Dos Bocas.

Sólo este último complejo refinador aportaría una producción de 320,000 barriles diarios al cierre del sexenio, pues trabajaría a 95% de su capacidad.

“Con la entrada en operación de la refinería Dos Bocas que privilegiará la producción de gasolinas y diesel, en el año 2023, la participación de la gasolina producida por Pemex en el abasto del mercado nacional alcance casi 70% de la demanda esperada”, afirma Pemex en su Plan de Negocios, difundido esta semana.

En el caso del diesel, la petrolera prevé abastecer 93% del mercado para el 2023. Menos de un tercio del mercado de ambos combustibles es abastecido hoy en día con producto refinado localmente.

#Suave Patria

Alcocer y Espriú fueron espiados por el gobierno en los años setenta

Gilberto Guevara Niebla, coordinador de Estrategia Institucional de la SEP, también era vigilado.

Por Redacción, 2019-07-21 11:29

México.- Al igual que el presidente Andrés Manuel López Obrador, integrantes de su gabinete legal fueron espiados por los gobiernos delPartido Revolucionario Institucional (PRI) en la década de los 60 y 70, a través de la Dirección Federal de Seguridad (DFS) -antecesora del Cisen-, como Jorge Alcocer Varela, titular de Salud (Ssa), y Javier Jiménez Espriú, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), así como Gilberto Guevara Niebla, coordinador de Estrategia Institucional de la Secretaría de Educación Pública (SEP).

En nuevos expedientes desclasificados por el Archivo General de la Nación (AGN) se detalla que la agencia de inteligencia del Estado vigiló a los actuales funcionarios públicos en viajes que hacían a Cuba y cuando visitaban a presos políticos y a guerrilleros en la cárcel, además le daban seguimiento a los empleos en los que se desempeñaban hace 40 años.

Visitas a presos políticos

En el expediente de Jorge Alcocer Varela, actual secretario de Salud, se detalla cada una de las visitas que hizo al penal de Lecumberri y a la cárcel de Santa Martha Acatitla para convivir con presos políticos, así como los viajes que hizo a La Habana, Cuba, a inicios de la década de los 70.

En el archivo de 326 hojas se indica el seguimiento detallado que hizo la DFS sobre Alcocer Varela, iniciado el 10 de noviembre de 1968 -un mes después de los hechos ocurridos en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco- cuando visitó a su amiga Adela Salazar Carbajal, una activista sindical que fue detenida junto con su esposo por el Ejército en Ciudad Universitaria.

Al revisar los reportes elaborados por la extinta dependencia se encontró que Gilberto Guevara Niebla, coordinador de Estrategia Institucional de la SEP, también era vigilado, ya que se indica que ese mismo día fue visitado en el llamado Palacio Negro por una persona que tenía su domicilio en Coyoacán.

En otro reporte fechado el 8 de junio de 1968, la DFS reportó que Alcocer Varela fue a Lecumberri a visitar a su amigo Heberto Castillo Martínez, entonces profesor de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y quien fue recluido por haber participado en el movimiento estudiantil de 1968. El Universal

Los expedientes desclasificados por el AGN detallan que la agencia de inteligencia del Estado vigiló a los actuales funcionarios públicos.

#Suave Patria

Juez da prisión preventiva a general Sócrates Herrera por huachicoleo

Por Redacción, 2019-07-21 11:11

México.- Un juez federal decretó la prisión preventiva oficiosa en contra del general Sócrates Alfredo Herrera Pegueros, exgerente de Seguridad Física de Pemex, implicado en actividades de robo de combustible o  huachicoleo; él estaba a cargo  de manera directa por el general Eduardo León Trauwitz, exsubdirector de Salvaguarda Estrátegica de la empresa productiva del Estado.

Fue detenido el pasado jueves 18 de junio en el puerto de Acapulco, Guerrero, en cumplimiento a una orden de aprehensión por delincuencia organizada con la finalidad de cometer delitos en materia de hidrocarburos y sustracción ilícita de hidrocarburos.

Tras celebrarse la audiencia de imputación en el Centro de Justicia Federal en Almoloya de Juárez, Estado de México, la Fiscalía General de la República (FGR) sostuvo que Herrera participó de la red de funcionarios que se integró al interior de Petróleos Mexicanos para permitir el robo de combustibles.

Tras concluir también que se cumplieron con las formalidades legales en su detención y determinar que el general Herrera Pegueros permanecerá en el Penal de Máxima Seguridad del Altiplano, la defensa solicitó la ampliación de término constitucional para combatir los datos de prueba del ministerio público, ante de que desahogue la diligencia de vinculación a proceso.