México.-Un hombre llevaba un año comiendo metales a escondidas de la familia. El extraño hecho sucedió en la India.

El hombre, de 32 años, quien sufriría de problemas mentales, ingresó al Hospital Sanjay Gandhi en la ciudad de Rewa, India con fuertes dolores abdominal.

Los médicos pensaron que se trataba de una fuerte intoxicación alimentaria, hasta que vieron los resultados de los estudios que le habían realizado.

Los profesionales quedaron atónitos cuando se dieron cuenta que el paciente había ingerido una gran cantidad de objetos metálicos.

En la operación al hombre le extrajeron 263 monedas y 150 clavos que se encontraban dentro de su estómago.

Como si fuera poco, le sacaron un trozo de correa de acero para perros, alfileres, una larga tira de metal, aguja de acolchar, metales puntiagudos y picos de hierro.

Según medios locales, el paciente, había entrado en una depresión y que es posible que a partir de ese momento empezara su adicción a comer objetos metálicos.