México.-Durante el 2020, una de las apuestas más importantes del Gobierno de la Ciudad de México está orientada hacia la digitalización de una importante parte de los trámites que pueden realizar los ciudadanos, pues se prevé que a finales de este año se puedan llevar a cabo desde la comodidad de casa cerca de 30 diligencias.

A partir de enero, serán cinco los trámites que podrán llevarse a cabo de manera digital. Estos son la constancia de discapacidad permanente, el seguro de desempleo, la licencia de conducir, la voluntad anticipada y la inscripción de actos y hechos jurídicos.

Seguro de desempleo, licencia de conducir y constancia de discapacidad permanente son algunos de los ejemplos donde ya no será necesario acudir a las oficinas gubernamentales.

Seguro de desempleo, licencia de conducir y constancia de discapacidad permanente son algunos de los ejemplos donde ya no será necesario acudir a las oficinas gubernamentales.

Durante el 2020, una de las apuestas más importantes del Gobierno de la Ciudad de México está orientada hacia la digitalización de una importante parte de los trámites que pueden realizar los ciudadanos, pues se prevé que a finales de este año se puedan llevar a cabo desde la comodidad de casa cerca de 30 diligencias.

A partir de enero, serán cinco los trámites que podrán llevarse a cabo de manera digital. Estos son la constancia de discapacidad permanente, el seguro de desempleo, la licencia de conducir, la voluntad anticipada y la inscripción de actos y hechos jurídicos.

Para el segundo mes del año, otros de los documentos que se podrán obtener a través de los servicios en línea serán el tarjetón de parquímetros para residentes, la constancia de no adeudo de agua, la corrección de datos de boleta de agua e incluso se podrá llevar a cabo el cambio de propietario de la misma boleta.

En marzo se espera que se tengan listos otros tres trámites más, los cuales son la solicitud del permiso para la operación de establecimientos mercantiles, la tarjeta de circulación digital y la constancia de no existencia de registro de inhabilitación.

De acuerdo con la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP), el objetivo de estas acciones es incrementar la oferta de trámites que se realizan de manera electrónica y que también forman parte del Pan de Ciudadanía Digital, con el cual se busca facilitar la vida de los habitantes de la capital mexicana.

Cabe mencionar que entre algunas de las gestiones que ya se pueden realizar digitalmente se encuentra la Denuncia Digital, misma que está a cargo de la Procuraduría General de Justicia de la capital y cuyo fin es reducir los tiempos de espera para una persona que acude ante la autoridad con el objetivo de levantar un acta relacionada con algún tipo de delito.

Otro de los servicios a los que se puede tener acceso es Mi Beca para Empezar, el cual se trata de un apoyo económico para estudiantes de nivel básico de escuelas públicas, quienes reciben 330 pesos mensuales, así como para los alumnos de los Centros de Atención Múltiple, quienes perciben 400 pesos en el mismo periodo.

Para llevar a cabo los trámites de esta manera, primero se deben registrar en este sitio web para generar su cuenta. En este proceso únicamente será necesaria la Clave Única de Registro y otros datos personales y de contacto.

El nombre con el que se ha dado a conocer esta herramienta es “Llave CDMX” y su utilidad consiste en verificar la identidad de las personas en las plataformas del Gobierno de la Ciudad. Pero también puede ser entendida como una ficha ciudadana y un repositorio digital para almacenar y reducir la entrega de documentos físicos en cada trámite, servicio o acto, sea jurídico o administrativo.

Cabe mencionar que en esta plataforma se permitirá el intercambio de documentos entre las distintas dependencias para agilizar los trámites que lo necesitan, sólo en el caso de que el ciudadano lo haya autorizado. Además, la persona tendrá la posibilidad de continuar con los procesos de manera presencial si así lo prefiere.

Este Plan de Ciudadanía Digital en CDMX surgió a raíz de la identificación de relevantes problemas en torno a la burocracia local, la cual estaba enmarcada por trámites engorros y cuya duración quitaba mucho tiempo a la población, además de ser identificada como una de las principales fuentes de corrupción.

Sin embargo, si bien estas medidas pueden ser significativas para la población, Jorge Bravo, presidente de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi), consideró en una columna publicada por el periódico El Economista, que los avances de la Ciudad de México en esta materia “aún no la colocan a la vanguardia en política digital”.