Chilpancingo, Guerrero.- El Distribuidor Vial Chichihualco inaugurado la semana pasada sobre el boulevard Vicente Guerrero al norte de Chilpancingo, con una inversión de 135 millones de pesos, registró hundimiento desde el inicio de su construcción.

El hundimiento se estabilizó con inyección de concreto fluido. La obra no representa riesgo para los automovilistas, pero se estará monitoreando, informó el secretario de Desarrollo Urbano, Obras Públicas y Ordenamiento Territorial, Rafael Navarrete Quezada quien este viernes realizó un recorrido.

“Desde hace más de seis meses, durante el proceso de obra tuvo un hundimiento. Cuando tuvo el hundimiento lo que hicimos fue revisar cuáles eran las causas. Se determinó que durante más de 20 años la bóveda (de la barranca Timotlán por donde pasa el puente) estuvo tapada por una colonia irregular lo que impidió que el agua circulara libremente y debilitó el suelo de la autopista”, comentó.

Debido al debilitamiento del suelo y el peso de la construcción se registró el hundimiento que lograron estabilizar a través de inyección de concreto fluido y desde diciembre que se abrió a la circulación no ha tenido ningún movimiento adicional que se pueda considerarse de peligro.

Navarrete Quezada aseguró que se realizaron todos los estudios, pero cuando se montaron las toneladas de terraplén “el suelo demostró que no lo soportaba y por eso se hundió. Tenemos la confianza que con los trabajos de inyección de concreto fluido no va a pasar nada”.

El secretario aseguró que el puente es seguro para los automovilistas y la obra será monitoreada, cada dos semanas se medirá.

El puente se abrió a la circulación en diciembre, la semana pasada fue inaugurada por el gobernador Héctor Astudillo. Se ubica al norte de la ciudad junto al crucero de Chichihualco y a unos metros de la zona conocida como Tierras Prietas donde concluye el boulevard e inicia la autopista del Sol.