Chilpancingo, Guerrero.- Luego de que Bajo Palabra informó que los baños públicos de la alameda "Francisco Granados Maldonado" se encontraban en abandono y en mal estado, el gobierno municipal ordenó reahabilitarlos, puesto que representaban un foco de infección.

En un recorrido por el lugar, se observaron aseados tanto los sanitarios como su entrada principal que durante varios meses fue utilizada por las personas para realizar sus necesidades fisiológicas al no haber un lugar en donde hacerlo.

Debido a que el servicio automático no ha sido reparado, el Ayuntamiento capitalino designó a una encargada para realizar el cobro, quien, además, puso un puesto de dulces para venderlos.

El 13 de agosto, Bajo Palabra publicó que el gobierno municipal de Antonio Gaspar Beltrán tenía abandonados estos baños públicos, lo que podría generar un brote de enfermedades epidémicas en la zona.

Lo anterior, pues las personas utilizaban la entrada de los baños para defecar y orinar; del lugar brotaban gusanos e insectos; además de que se encontraban infestados de basura.

Esto generaba olores fétidos que envolvían los pasillos, el teatro hundido y los expendios de comida rápida e incluso las instalaciones de la Cruz Roja, adonde muchas personas acuden en busca de servicio médico.