Guerrero.- Luego de los últimos sucesos de violencia en la región de la Montaña Baja, el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, instruyó reforzar la seguridad en esa zona, específicamente en el corredor Chilapa-Hueycantenango.

La mañana de este lunes, se instaló la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz, desde ahí el mandatario se refirió a los hechos de inseguridad registrados este fin de semana.

De acuerdo con fuentes de seguridad, en el poblado de Acojtapachitlán, municipio de Chilapa, la noche del sábado fueron asesinados dos campesinos, por supuestos policías comunitarios del poblado de Ayahualtempa.

En otro hecho, la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), denunció que presuntos policías comunitarios Por la Paz y la Justicia, relacionados con el grupo Los Ardillos, levantaron el día sábado a un vecino de Ayahualtempa; su cuerpo apareció en territorio de ese grupo comunitario.

Por estas acciones, Astudillo Flores, pidió el reforzamiento de seguridad en ese corredor, donde el pasado mes de enero fue presentado un grupo de niños comunitarios.

"Astudillo Flores, con la Mesa de Coordinación Estatal, revisó la incidencia delictiva del Estado, así como los hechos delictivos registrados este fin de semana, e instó a las instancias de Seguridad Pública y de la Fiscalía General del Estado, indagar el homicidio de dos personas en Chilapa de Álvarez y reforzar la seguridad con apoyo de la Guardia Nacional para mantener la tranquilidad y mitigar las acciones delictivas en esta región", señaló la coordinación de la Mesa de Seguridad.