Ciudad de México.- Ryan Colclough tuvo una espectacular noche al marcar dos goles para el triunfo de su equipo y por el nacimiento de su hijo. Muchos lo tacharán de irresponsable o de mal padre, pero lo que hizo Ryan Colclough fue simplemente épico.

Y es que el delantero del Wigan Athletic fue fundamental para conseguir la victoria de su equipo sobre el Doncaster Rovers en un partido de la Football League One, pues marcó un doblete, el cual celebró con el tradicional festejo como si cargara a un bebé.

Un par de minutos después de marcar su doblete, Colclough fue sustituido en el terreno de juego, pero en lugar de ir a descansar a la banca de suplentes, se fue directamente al hospital para estar junto a su esposa que ya se encontraba en labores de parto.

Colclough logró llegar al hospital a tiempo, donde tuvo la oportunidad de cargar su hijo recién nacido, mientras aún portaba el uniforme con el que le dio la victoria al Wigan Athletic