México.-El técnico Pedro Caixinha también es un administrador de las emociones y del estado mental. En Cruz Azul enseñó a disfrutar con moderación el triunfo y tomar sin drama la derrota, aunque haya sido la primera tras nueve jornadas en la Liga.

“Pedro trabaja bien la parte mental, de estar fuertes anímicamente y que la derrota [contra Necaxa] no nos pegue tanto, no nos quita de la mente el objetivo”, aseguró José Madueña, quien se aferró al discurso de las prioridades del club. “No era el objetivo [el invicto], sino la Liguilla y el campeonato”.

Con la mira puesta en el sotanero Atlas, su ex equipo, el lateral celeste dijo que “tengo buenos recuerdos. Me fue bien [en Atlas], así es el futbol: se está arriba y otras veces abajo. Esperemos que salgan de la mala racha, pero no en este partido”.

La única baja que presenta La Máquina es la de Gerardo Flores; Edgar Méndez y Adrián Aldrete trabajaron por separado; sin embargo, estarán disponibles ante los tapatíos.