México.- A pesar de que en varios estados de Estados Unidos ya es legal la producción, comercialización y consumo de marihuana, el trafico del cannabis desde México sigue siendo productivo para el narcotráfico.

“Nosotros permanentemente estamos realizando patrullamientos para evitar utilicen los delincuentes estas rutas para el trasiego de droga hacia la frontera norte. - ¿es común? – sí, es muy común, porque esta es zona de tráfico”, comentó el comandante de la guarnición militar de Ojos Negros.

La sierra de Juárez al norte de la península de Baja California es una de las rutas principales del narcotráfico para trasiego de droga hacia Estados Unidos y para la cosecha de la misma marihuana.

“Hay sobrevuelos de helicópteros o de aeronaves militares en busca de plantíos de enervantes y estas personas ocultan sus cultivos bajo la vegetación y en las zonas donde existen claros de vegetación colocan alambre y les ponen ramas, una especie de techo, para evitar las vistas desde las aeronaves”, mencionó.

Cuatro plantíos de marihuana fueron descubiertos por el ejército mexicano en esta sierra, había ya algunas matas hasta de dos metros de altura.

 “Con una superficie total entre los cuatro de aproximadamente 18 mil metros cuadrados, casi dos hectáreas, esta droga pues se destruye por mano de obra, se arranca la droga y se incinera, para evitar que pueda ser comercializada por los delincuentes”, exclamó.

En este operativo no fue posible detener a nadie, los cuidadores de los sembradíos detectaron la presencia de los militares y alcanzaron darse a la fuga, ya que además de la vigilancia, instalan algunas especies de trampas que les alerta cuando alguien se aproxima.