El traslado de Joaquín Guzmán Loera, "El Chapo", al penal de Ciudad Juárez, Chihuahua, no tiene nada que ver con el proceso de extradición, afirmó Eduardo Guerrero Durán, comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS). En entrevista con Ciro Gómez Leyva, para Grupo Fórmula, el funcionario de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), de la Secretaría de Gobernación, refirió que el cambio es "un traslado más" y se realizó "en total apego a los derechos humanos". Guerrero Durán, indicó que el traslado del delincuente se planeó días antes de una falla de electricidad que se registró en El Altiplano y de éste se notificó a los juzgados de las 10 causas penales correspondientes. En ese sentido, pero por separado, aclaró que el cambio forma parte de la política de traslado para garantizar la gobernabilidad de los centros penitenciarios, como se ha hecho desde septiembre, y no obedece a un intento de fuga del delincuente u otra irregularidad. Con Carlos Loret de Mola, para el programa Primero Noticias, Guerrero Durán indicó que se realizan obras de infraestructura y remodelaciones en el Penal de El Altiplano, para reforzar la seguridad del penal, por lo que fue necesario hacer algunos ajustes, como lo precisó el pasado sábado la propia Secretaría de Gobiernación. Comentó que ahora, en el Cefereso 9 de Ciudad Juárez el protocolo de seguridad de “El Chapo” continúa con los binomios caninos y vigilancia las 24 horas del día, para garantizar que el narcontraficante permanecerá en reclusión. Con información de Notimex