México.-El presidente Andrés Manuel López Obrador aceptó que ha hablado fuerte de la prensa fifí y de los conservadores pero que no ha hablado mal de los carteles de la droga, por lo que dijo "ahora hablamos mal de ellos".

A pregunta expresa se refirió que antes el crimen organizado gobernaba en México y que estas organizaciones criminales hicieron mucho mal al país, pero que a diferencia de antes ahora ya no cuentan con protección del gobierno, porque antes se protegía a un grupo y se atacaba al resto. Ahora ya no es así dijo, ahora se ataca a todos parejo.

Por otro lado mencionó que "lo que sucede es que ahora le estamos dando el mismo peso a la delincuencia organizada que a la delincuencia de cuello blanco, porque yo sostengo que desde hace mucho tiempo el principal problema de México es la corrupción política"

También mencionó que la riqueza amasada por algunos políticos y hombres de negocios disfrazados de políticos,  en el periodo neoliberal, superaba por mucho la riqueza de Joaquín Guzmán Loera, quien figuró como uno de los hombres más ricos de México en los últimos 10 años pero esta riqueza (la de El Chapo) "no correspondía a la realidad, era una forma de  desviar la atención frente al saqueo que se estaba llevando a cabo", puntualizó el mandatario, a quien la pregunta le tomó desprevenido.

También afirmó que casi todos los conservadores son muy hipócritas y rateros y reiteró que en su gobierno no hay acuerdo con nadie ni se establecen relaciones de complicidad, no hay pactos y se combate a todos parejo, no hay preferencias y se castiga a todos por igual, señaló.