México.- Un pequeño de 11 años de edad, originario de la comunidad San José Viborillas, Guanajuato, murió prensado en el interior del vehículo, junto con otros dos menores, uno de diez y otro de nueve años, que resultaron lesionados.

El menor tomó sin permiso las llaves de una camioneta de su papá e invitó a dos amigos a pasear, condujo a exceso de velocidad, pero perdió el control del vehículo y se estrelló contra un árbol. Fue una 'travesura' que  le costó la vida.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 17:00 horas del pasado martes, cuando en el número de emergencias se recibió el reporte de un accidente en la carretera San Miguel de Allende.

Al arribar al lugar los paramédicos confirmaron que el conductor, un menor de 11 años de edad, ya no contaba con signos vitales, mientras que sus dos acompañantes se encontraban lesionados, por lo que los estabilizaron y posteriormente los trasladaron a un Hospital.

El padre del menor fallecido llegó al lugar momentos después y mencionó a las autoridades que no supo cómo fue que su hijo tomó las llaves de la camioneta o que incluso supiera prenderla o manejar.

De acuerdo a los primeros reportes, el niño de 11 años habría perdido el control de la camioneta por el exceso de velocidad con que conducía y eso provocó que se colisionara de frente contra un árbol, lo que al final le costó la vida.