Ciudad de México.- Para llevar a cabo la Fase 1 del Tren Maya, el gobierno federal desmontará más de 11 mil árboles de importancia dentro de la selva maya, entre ellas cinco especies en alguna categoría de riesgo, que talarán para concretar los primeros tres tramos del proyecto ferroviario, según indica la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto presentado por el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

La institución explicó que ese territorio solo corresponde al 24 por ciento del espacio que ocupará el proyecto y precisó que el área forestal que afectarán tiene especies secundarias que crecieron tras la construcción de los rieles ya existentes, donde no se realizaron acciones de mitigación, las cuales serán reubicadas.

A través de un comunicado, Fonatur explicó que serán afectados 6 mil 637 árboles, que equivalen a 11 árboles por hectárea, por lo que ya se contemplan programas de rehabilitación y reforestación como medidas de mitigación de impacto ambiental para recuperar los ecosistemas.

De acuerdo con el estudio de impacto ambiental, Fonatur precisó que es necesario remover 11 mil 94 árboles, de los cuales 6 mil 637 son de especies secundarias; 2 mil 691 son arbustos, mil 700 herbáceos y 66 epífitas.