Chilpancingo, Guerrero.- Un bloque de siete corrientes internas del Partido de la Revolución Democrática (PRD) se presentó este miércoles ante los medios de comunicación para exigir un cambio urgente en la actual dirigencia y la transparencia en el manejo de los recursos públicos.

Los líderes de los siete “equipos de trabajo” enviaron dos documentos a la dirigencia nacional del PRD, en el que solicitan su intervención para destrabar la disputa por la dirigencia estatal, que actualmente es presidida por Ricardo Barrientos Ríos.

El bloque lo conforma Nueva Mayoría (NM), Movimiento Alternativo Social (MAS), Grupo Guerrero (GG), Izquierda Democrática Nacional (IDN), Bloque de Izquierda Democrática (BID), Renovación Guerrero (RG) y Vanguardia Progresista (VP).

De acuerdo con el exdiputado local y líder GG, Ernesto Fidel González Pérez, por un acuerdo político, desde noviembre la dirigencia estatal del PRD, debería ser presidida por el coordinador de NM, Amador Campos Aburto, acompañado de Bernardo Ortega Jiménez, de MAS.

Sin embargo, indicó que desde noviembre el grupo liderato por el ex diputado local, Carlos Reyes Torres, se resiste a ceder el control del Comité Ejecutivo Estatal, la coordinación de la fracción parlamentaria en el Congreso del Estado y la representación ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC).

Tal situación, es vista internamente como una sobrerrepresentación y “avasallamiento” de Alternativa Democrática Guerrerense (ADG), que ha provocado un desequilibrio y exclusión de las demás fuerzas políticas.

González Pérez señaló que no convendría al PRD llegar a una elección interna para renovar el órgano de dirección del partido, porque políticamente desgastaría a la militancia con “pleitos estériles” en una medición de fuerzas.

La postura de las siete corrientes es que la Dirección Colegiada Nacional del PRD designe a los integrantes del órgano local tomando en cuenta a todas las fuerzas con vida interna en el partido, pero sobretodo que ADG ceda el control del instinto político.

En el segundo documento que envió el grupo a la dirigencia nacional perredista, fue que se llamará a comparecer a Barrientos Ríos, para que expusiera un informe detallado sobre el aprobación del presupuesto para el presente año.

Los inconformes señalaron que la aprobación del presupuesto de egresos del PRD, se aprobó sin la existencia de quórum, y ante supuestas sospechas por la opacidad en el manejo de los recursos.

La propia Yolanda Dominguez, coordinadora del Bloque de Izquierda Democrática, señaló que con Celestino Cesáreo Guzmán, como presidente del partido entre 2015 y 2017, se detectaron malos manejos de recursos públicos.

Indicó que se deben fincar responsabilidad a quien durante su gestión, provocó un desfalco financiero a las finanzas del partido.

Por las disputas al interior de la cúpula perredista, la actual dirigencia ha encabezado una serie de destituciones en el Comité Ejecutivo Estatal, entre ellas la de Virginia Trejo Trujillo, Yenedith Barrientos Santiago, María Fernanda Cabrera, Juana Esteban, y Marco Antonio Organiz, denunciaron.

En la conferencia de prensa, estuvieron presentes los diputados Robell Uriostegui Patiño y Perla Edith Martínez Ríos, quienes ya amagaron con abandonar la bancada del PRD, en caso de que no exista relevo en la dirección del partido.