#Orbis

Trump acusa a prensa de deshonesta y fuera de control

Los acusó de fabricar historias sobre sus nexos con Rusia, de actuar con deshonestidad y de ser voceros de intereses especiales y no de los estadunidenses

Por Redacción, 2017-02-16 15:42

Ciudad de México, (Notimex).- El presidente Donald Trump pasó hoy a la ofensiva total en su guerra contra la prensa, acusando a los medios de fabricar historias sobre sus nexos con Rusia, de actuar con deshonestidad y de ser voceros de intereses especiales y no de los estadunidenses. “La prensa está fuera de control.

El nivel de deshonestidad está fuera de control. Deberían estar avergonzados”, acusó el mandatario durante una sorpresiva y contenciosa conferencia de prensa en la Casa Blanca, en la que no eludió por momentos confrontar a reporteros de medios vistos como hostiles a su persona.

Trump ofreció un recuento de las cuatro semanas de su administración, e insistió que su gobierno “está funcionando como una maquinaria bien afinada”, e insistió que si la percepción es diferente, ello es culpa de la sesgada cobertura de la prensa.

“Los medios están tratando de atacar a nuestra administración porque saben que estamos siguiendo las promesas que hicimos y no están contentos por cualquier razón”, dijo, y dirigió muchos de sus ataques contra el diario The New York Times y la televisora CNN.

Trump pasó así por alto los tropiezos que han significado la renuncia de su asesor de Seguridad Nacional, Michael Flynn; el retiro de su nominado a secretario del Trabajo, Andrew Puzler, y el bloqueo de su orden ejecutiva para imponer un veto migratorio sobre países mayormente musulmanes.

Explicó que su decisión de último momento para llevar a cabo esta conferencia de prensa, que se extendió por espacio de casi 90 minutos, fue porque “quiero llevar mi mensaje directamente a la gente”.

El mandatario destacó los logros de su naciente administración, al asegurar que cuando asumió la presidencia “heredé un desorden en casa y afuera”, incluido el ascenso del grupo terrorista Estado Islámico y del Levante (ISIS).

Trump insistió en presentar la historia de los contactos de su administración con Rusia como un ejemplo de las noticias falsas que la prensa está fabricando para desacreditar a su gobierno frente a la derrota sufrida por los demócratas en la elección presidencial.

“Rusia es noticia falsa. Noticias falsas sobre un acuerdo”, acusó, a la vez que defendió su decisión de buscar un acercamiento con Moscú pese a que las dos anteriores administraciones fracasaron en ese intento.

Explicó que su decisión de pedir la renuncia a Flynn fue consecuencia de que éste no fue transparente con el vicepresidente Mike Pence sobre el contenido de su llamada telefónica con el embajador de Rusia ante la Casa Blanca, y no porque haya incurrido en alguna ilegalidad.

El mandatario renovó sus ataques contra las filtraciones y destacó los casos de sus llamadas telefonicas con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y el primer ministro de Australia, Malcolm Turbull.

Insistió que su gobierno buscará castigar a los responsables de esas filtraciones, información que reconoció es real, y sugirió que éstas serían el trabajo de funcionarios de la administración del expresidente Barack Obama, que aún se mantienen dentro del gobierno.

Adelantó que su nueva orden ejecutiva sobre el veto migratorio, que anunciará la próxima semana, será ajustada al fallo de la Corte de Apelaciones del Noveno Distrito, con sede en San Francisco, que calificó como “mala”, y proveniente de una instancia judicial que “está en caos”.

Cuestionado sobre el futuro del Programa de Acción Diferida para Llegados en la Infancia (DACA), el mandatario calificó el tema como “muy difícil” y dijo que su administración lo enfrentará “con corazón”.

#Orbis

Seúl retirará a Tokio de su lista blanca en medio de dispua comercial

La medida sigue a la eliminación de Corea del Sur por parte de Japón, el 28 de agosto, de su propia lista blanca de naciones que recibieron un trato preferencial de exportación.

Por Redacción, 2019-09-15 09:19

México, Notimex.-Corea del Sur contempla remover a Japón de su lista de socios comerciales de confianza a principios de la semana que viene, en medio de la creciente disputa comercial entre los dos vecinos asiáticos.

Según el Ministerio de Comercio, Industria y Energía de Corea del Sur aún está abierto a tener negociaciones de último minuto con Tokio, pese a que ya se cuenta con todos los procedimientos para su eliminación de su lista de naciones, debido a los procedimientos de exportación favorecidos para «operar un sistema de control de exportaciones que viola las normas internacionales».

La medida sigue a la eliminación de Corea del Sur por parte de Japón, el 28 de agosto, de su propia lista blanca de naciones que recibieron un trato preferencial de exportación, destacó la agencia Yonhap.

Corea del Sur planea clasificar a sus socios comerciales en tres grupos de los dos actuales, colocando a Tokio en el grupo intermedio.

Una vez implementadas, las compañías locales que envían productos estratégicos a Japón tendrán que entregar cinco documentos diferentes para obtener la aprobación individual, siendo dos más que los tres actuales. El proceso de aprobación también tomará alrededor de 15 días, 10 más que los cinco actuales.

Tokio se encontraba en la categoría más elevada compuesta por los 29 países sujetos a los procedimientos de trato preferencial de exportación de Seúl, que son miembros de los cuatro acuerdos principales de control de exportaciones del mundo, incluido el Acuerdo de Wassenaar, destacó la agencia Yonhap.

Corea del Sur también está dispuesta a hablar con Japón en cualquier momento, incluso después de que se implemente la nueva política, según el ministerio.

En una acción separada, Corea del Sur presentó una queja ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) el miércoles por las restricciones de exportación de Japón a Seúl de materiales industriales clave.

El último paso se produjo cuando las restricciones de exportación de Japón dirigidas solo a Corea del Sur es un acto discriminatorio y políticamente motivado.

La medida de Tokio es vista como una represalia contra un veredicto de un tribunal de Seúl el año pasado que ordenó a empresas japonesas indemnizar a las víctimas surcoreanas por su trabajo forzado en tiempos de guerra.

Japón eliminó a Corea del Sur de su lista socios de confianza tras promulgar un proyecto de ley, que entró en vigor el 28 de agosto. La eliminación de Corea del Sur de la misma deja unos mil 100 artículos vulnerables a obstáculos de exportación nipones más estrictos.

Tokio afirmó que su decisión tuvo lugar en respuesta a lo que califica como un pobre control de exportaciones de Seúl de artículos de doble uso.

#Orbis

Pompeo acusa Irán de ataque contra petrolera árabe

Los rebeldes hutíes del Yemen, aliados de Irán, se atribuyeron los ataques con diez drones contra dos refinerías de la petrolera estatal saudí Aramco en el este de ese país árabe.

Por Redacción, 2019-09-15 09:12

México.-El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, acusó a Irán de los ataques contra dos refinerías de petróleo en Arabia Saudí y aseguró que “no hay evidencias” que sugieran que esa ofensiva fuera lanzada desde el Yemen. ”En medio de llamadas para reducir la tensión, Irán ha lanzado un ataque sin precedentes contra el suministro de energía del mundo”, dijo Pompeo en Twitter.

Los rebeldes hutíes del Yemen, aliados de Irán, se atribuyeron los ataques con diez drones contra dos refinerías de la petrolera estatal saudí Aramco en el este de ese país árabe, donde causaron incendios que ya han sido controlados.

La petrolera Aramco está considerada por las agencias crediticias Moody’s y Fitch como la empresa con más ganancias del planeta y, por tanto, clave para el abastecimiento mundial de petróleo.

Pompeo prometió que Washington trabajará con sus aliados para garantizar el suministro internacional de petróleo y para que Teherán “rinda cuentas por su agresión”. ”Instamos a todas las naciones a condenar públicamente y de manera inequívoca los ataques de Irán”, pidió.

El conflicto yemení estalló a finales de 2014 cuando los rebeldes ocuparon Saná y otras provincias del país y expulsaron al presidente Abdo Rabu Mansur Hadi, hoy exiliado en Arabia Saudí. Riad y sus aliados árabes intervienen militarmente en el conflicto desde marzo de 2015 para tratar de derrotar a los hutíes, apoyados por Irán, y restituir al dirigente exiliado.

Buena parte de las armas que Riad usa en el Yemen provienen de manos del Gobierno de Donald Trump, que ha ofrecido su apoyo inquebrantable a Arabia Saudí y con quien se ha aliado para hacer frente a Irán.

Para preservar esa alianza, Trump llegó incluso a usar su poder presidencial para impedir que el Congreso de EU forzara al Gobierno a retirar su apoyo a Riad en la guerra del Yemen. Trump conversó por teléfono con el príncipe heredero saudí, Mohamed bin Salman, para respaldar el “derecho de Arabia Saudí a defenderse”, detalló la Casa Blanca.

Bin Salman, por su parte, comunicó a Trump que su país tiene la “voluntad y capacidad” para afrontar el ataque contra sus refinerías, de acuerdo a un comunicado del Ministerio de Exteriores saudí.

#Orbis

EU e Israel negocian pacto para defensa mutua

Donald Trump desveló esas negociaciones y aseguró que continuarán después de los comicios en Israel.

Por Redacción, 2019-09-14 13:30

Notimex.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este sábado que está en conversaciones con el primer ministro en funciones de Israel, Benjamin Netanyahu, para firmar un tratado de defensa mutua, una noticia que llega poco antes de las elecciones en las que el dirigente israelí se juega el cargo.

En Twitter, Trump desveló esas negociaciones y aseguró que continuarán después de los comicios en Israel y cuando los dos líderes coincidan en la Asamblea General de la ONU, a finales de mes en Nueva York.

«Hoy tuve una llamada con el primer ministro Netanyahu para hablar sobre la posibilidad de movernos hacia adelante con un Tratado de Defensa Mutua entre Estados Unidos e Israel, eso serviría para fortalecer aún más la tremenda alianza entre nuestros dos países», manifestó Trump.

«¡Estoy deseando -añadió- continuar esas conversaciones después de las elecciones israelíes y cuando nos encontremos en las Naciones Unidas a finales de este mes!».

En tratados como el que estableció la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), el principio de «defensa mutua» significa que un ataque contra uno o varios de sus miembros se considera un ataque contra todos y, en consecuencia, los firmantes se comprometen a hacer frente juntos a esa amenaza.

La Casa Blanca todavía no ha dado detalles sobre cuáles son los puntos que podrían ser incluidos en un tratado de acorde a ese principio de defensa mutua entre Israel y Estados Unidos.

A nivel político, las declaraciones de Trump suponen un espaldarazo para Netanyahu de cara a las elecciones generales del 17 de septiembre.

Esos comicios serán los segundos en lo que va de año después de que Netanyahu fracasara en abril en su intento de formar una coalición gubernamental, lo que forzó la disolución de la Knéset (Parlamento israelí).

Netanyahu, apodado «Bibi» y «Míster Seguridad» por su política de Defensa fuerte, ha prometido que Israel se anexionará el Valle del Jordán, en Cisjordania ocupada, si es reelegido en los comicios.

Trump también ha dicho que, una vez que pasen las elecciones en Israel, presentará su plan de paz para poner fin al conflicto palestino-israelí, conocido como «Plan del siglo».

El futuro de ese plan es incierto porque los palestinos se han negado a negociar con EE.UU. después de su reconocimiento de Jerusalén como capital de Israel en 2017.

Actualmente, las relaciones militares entre Estados Unidos e Israel están íntimamente ligadas al conflicto de Medio Oriente, pero también a su enfrentamiento contra Irán.

La firma de un eventual pacto de defensa mutua entre Estados Unidos e Israel podría provocar la cólera de los países árabes.

Ya en septiembre de 1981, los estadounidenses e israelíes establecieron un acuerdo de cooperación militar pero la ocupación meses después de los Altos del Golán sirios por el ejército israelí paralizó ese acuerdo.