(Europa Press).– El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acusó este sábado al “estado profundo” de retrasar el proceso de validación de las vacunas para perjudicarlo y evitar que haya una vacuna disponible antes de las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, en las que busca la reelección, dando a las teorías de la conspiración.

En concreto, apunta a la Administración de Alimentación y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) de dificultar la selección de personas para las pruebas de las vacunas.

“El estado profundo o la FDA está haciendo que sea muy difícil que las farmacéuticas consigan gente para las pruebas de las vacunas y las terapias. Evidentemente esperan retrasar la respuesta hasta después del 3 de noviembre. ¡Hay que concentrarse en la velocidad y en salvar vidas!”, publicó Trump en su cuenta oficial y personal en Twitter.

En una serie de mensajes anteriores publicados en la misma cuenta, Trump hizo nuevos llamados a la población a dar la espalda a su rival demócrata y favorito en las encuestas, Joe Biden, y denunció la alta delincuencia en las ciudades gobernadas por los demócratas.

Además, criticó a Biden por su “falta de respeto” al estado de Wisconsin por no visitar Milwaukee, la ciudad en la que estaba previsto celebrar la convención del Partido Demócrata para designarlo formalmente como candidato.

La convención se realizó finalmente de forma virtual. “El estado y la ciudad han trabajado muy duro para que las cosas fueran bien. Wisconsin, ¡vota Trump!”, apuntó.

Trump también se refirió a que “los demócratas retiraron la palabra DIOS del juramento de lealtad en la convención”. “Al principio creí que era un error, pero no. Lo hicieron a propósito. Recuérdenlo, cristianos evangélicos y TODOS. De aquí es de donde vienen. ¡Vota el 3 de noviembre!”.