Notimex.- El secretario de Defensa de Estados Unidos, Patrick Shanahan, acusó hoy veladamente a China de desestabilizar la región de Asia-Pacífico, y llamó a sus aliados asiáticos para que aumenten su gasto en seguridad tras ratificar el compromiso de Washington con la región.

La mayor amenaza a largo plazo para los países de la región del Indo-Pacífico son aquellos que buscan socavar el orden internacional basado en normas, dijo Shanahan en un discurso pronunciado en el Diálogo de Shangri-La, un foro anual de Defensa que se celebra este fin de semana en Singapur.

En una referencia aparente a China, advirtió a los "actores" internacionales que "socavan el sistema mediante el uso de acciones indirectas, incrementales y dispositivos retóricos para explotar a otros económica y diplomáticamente, y los obligan militarmente".

"Desestabilizan la región, buscando reordenar a sus comunidades vibrantes y diversas hacia su beneficio exclusivo", agregó el secretario interino de Defensa de Estados Unidos, citó el diario The Straits Times.

Shanahan no nombró a ningún país específicamente, pero acusó a tales actores de haber desplegado sistemas avanzados de armas para militarizar áreas en disputa, aludiendo a los despliegues militares de China en el Mar de China Meridional.

En los últimos años, Beijing ha reclamado varias islas en el Mar de China Meridional en detrimento de Filipinas, Malasia, Vietnam y Brunei, y ha construido instalaciones militares en islas disputadas por Manila, pese a que en 2016 la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya (CPA) reconociera la soberanía filipina de las mismas, en un fallo que China se niega a reconocer.

Más tarde, en referencia específica a China, Shanahan conminó a que mantenga "una relación de cooperación con la región" y advirtió de que "el comportamiento que socava la soberanía de otras naciones y siembra la desconfianza hacia las intenciones de China debe terminar".

Las declaraciones del jefe del Pentágono se producen en medio de las crecientes tensiones entre Estados Unidos y China, que mantienen una guerra comercial desde mediados del años pasado.