México.-Donald Trump no ha querido esperar ni un solo día para arrancar con el proceso formal para la salida de EU. del Acuerdo de París sobre cambio climático. Su antecesor, Barack Obama, fue uno de los líderes en la puesta en marcha del acuerdo, firmado en 2015 y que ha contado con la adhesión de casi 200 países para evitar el calentamiento de la Tierra.

Trump dijo antes de llegar al poder que el cambio climático es una "farsa" orquestada por China y durante la campaña que le llevó al poder aseguró que saldría del acuerdo. Lo confirmó cuando no llevaba ni medio año en la Casa Blanca, el 1 de junio de 2017.

Los términos del acuerdo impiden a los países firmantes abandonarlo durante los tres primeros años de su entrada en vigor. Ese plazo se cumplió este lunes y la Administración Trump, en boca de su secretario de Estado, Mike Pompeo, cumplió la promesa con un comunicado en el que defendía que el modelo de EU. "utiliza todas las fuentes de energía de forma limpia y eficiente, incluyendo los combustibles fósiles, la energía nuclear y las energías renovables".

Pompeo aseguró que EU seguirá dentro de las "discusiones climáticas internacionales", en las que defenderá "un modelo práctico y realista, apoyado en resultados del mundo real". La primera ocasión para ello será en la cumbre anual del clima de la ONU, que se celebrará en Madrid después de los disturbios en Santiago de Chile. El encuentro estará descafeinado después de que la primera potencia mundial envía una delegación tras haber anunciado su salida formal del acuerdo. Esta no se hará efectiva, después de las estipulaciones del pacto climatico, hasta el 4 de noviembre de 2020.

Si Trump consigue aferrarse a la Casa Blanca, podrá sacar de forma definitiva a EU del Acuerdo de París en 24 horas

El calendario ha querido que esa fecha sea justo un día después de las elecciones presidenciales de EU, donde Trump se juega su reelección. Si nada cambia y consigue aferrarse a la Casa Blanca, podrá sacar de forma definitiva a EU del Acuerdo de París en 24 horas.

El anuncio de Trump no era ninguna sorpresa ante la firmeza de los ataques del presidente de EU al acuerdo climático. Hace pocos días, lo volvía a calificar de "desastre total".

La reacción fue negativa por parte de la oposición y de las organizaciones medioambientales. Todos los candidatos demócratas a al presidencia, de entre quienes saldrá el rival de Trump en las presidenciales, se han comprometido a volver al Acuerdo de París si ganan la elección. La salida de EU pondrá un nuevo interrogante en la capacidad de los países firmantes por cumplir el acuerdo.