México.-Estados Unidos responde al impuesto que aplica Francia a las grandes compañías de Internet con la introducción de un arancel de hasta el 100% a productos importados por valor de 2.400 millones de dólares.

El presidente Donald Trump ya advirtió en julio que actuaría si la investigación de la Oficina de Comercio Internacional determinaba que la tasa Google penaliza a las empresas estadounidenses. También advierte que emprenderá acciones similares contra otros países.

Se trata en este momento de la conclusión de la primera fase en el proceso de investigación al impuesto sobre los servicios digitales. En ella determina que el gravamen es "discriminatorio" y es "incompatible con los principios vigentes en el ámbito de la política fiscal internacional". Así mismo considera que es “inusualmente oneroso” para tecnológicas estadounidenses como Google, Apple, Facebook y Amazon.

La tasa francesa, de hecho, se conoce con el acrónimo GAFA, en referencia a las cuatro compañías. El embajador Robert Lighthizer espera que con su decisión se envíe una “señal clara de que EU tomará medidas contra cualquier régimen fiscal que discrimine o imponga cargas indebidas a las empresas estadounidenses”. También cuestiona la retroactividad del impuesto francés.

La conclusión de la investigación y lista de productos sujetos a aranceles, que están divididos en 63 partidas, se publica la víspera de que el presidente Donald Trump coincida en Londres con su homólogo francés, Emmanuel Macron en el marco de la cumbre de la Alianza Atlántica. La acción utiliza la misma base legal —sección 301— con la que atacó a China por el robo de propiedad intelectual. Macron sugirió el pasado agosto que las empresas tecnológicas podrían deducir el impuesto.

Ahora se abre un periodo de consulta. Los aranceles propuestos se dirigen a productos como quesos, vino espumoso, perfumes, bolsos, yogur, mantequilla, artículos de belleza, maquillaje, manicura y pedicura, jabones y porcelana. Las partes afectadas podrán hacer comentarios hasta el 6 de enero de 2020, para poder establecer el arancel definitivo a cada categoría.

La nueva ronda de aranceles, cuando entre en vigor, amenaza con escalar aún más la tensión entre los dos socios comerciales. Francia ya es objeto de represalias en el marco del litigio de los subsidios a los fabricante de aviones Boeing y Airbus. EU acaba de introducir aranceles a productos europeos por valor de 7 mil 500 millones. Trump, además, debe decidir sobre las importaciones de coches.

Francia fue el primer país en adoptar este tipo de impuesto a los servicios digitales, esperando que otros países se sumen a su iniciativa y acelerar las discusiones en los foros internacionales.

El impuesto se aplica a empresas que facturan más de 750 millones de euros globales al año y que generan una cifra de negocio en Francia de al menos 25 millones. Lighthizer está contemplando iniciar investigaciones contra Austria, Italia y Turquía.

El embajador justifica la introducción del arancel como necesario para “contrarrestar” el daño a las empresas estadounidenses así como “el creciente proteccionismo de los países miembros de la Unión Europea”. La conocida como Trade Act da autoridad a EU para imponer aranceles contra un país si se determina que aplica medidas que pueden ser desproporcionadas para el negocio de sus empresas multinacionales.