México.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó que ordenó matar al general de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní, Qasem Soleimaní, para "parar una guerra", no para comenzarla.

"Actuamos la pasada noche para parar una guerra. No actuamos para iniciar una guerra", dijo Trump, que compareció por sorpresa ante la prensa desde su club privado de Mar-a-Lago, en West Palm Beach (Florida), donde se encuentra de vacaciones.

A pesar de sus palabras para rebajar la tensión, el mandatario avisó que está preparado para "tomar cualquier acción que sea necesaria" con respecto a Irán

De igual manera, agregó "tener un respeto profundo por el pueblo iraní" y que "no se busca un cambio de régimen".

Horas antes, Soleimani “estaba desarrollando activamente planes para atacar a diplomáticos y militares estadunidenses en Irak y en toda la región”, señaló el Departamento de Defensa estadunidense, que también acusó al general de aprobar los ataques contra la embajada en Bagdad el martes.