México, Notimex.-El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, abandonó este jueves Hanoi, la capital de Vietnam, luego de terminar abruptamente su segunda cumbre con el líder norcoreano Kim Jong-un, sin haber logrado un acuerdo para la desnuclearización de Corea del Norte.

En una conferencia de prensa, antes de partir de regreso a Washington, Trump explicó que se retiró porque Kim le pidió "levantar las sanciones de forma íntegra", y dijo que puede que ambos no vuelvan a encontrarse "en mucho tiempo".

"Fue por las sanciones. Básicamente ellos querían que levantáramos las sanciones de forma íntegra, y nosotros no podíamos hacer eso", justificó Trump en la conferencia al final de su segunda cumbre con Kim, que terminó antes de lo previsto y sin ningún acuerdo.

"Todas las sanciones siguen vigentes", sostuvo Trump tras señalar que la oferta de desnuclearización de Kim ha sido "menos importante" que la que Washington deseaba. "Estaban dispuestos a desnuclearizar una gran parte de las áreas que queríamos, pero no todas las que queríamos, argumentó el mandatario que ve las reuniones "con optimismo por los progresos logrados".

Trump precisó que Kim se había comprometido a desmantelar el centro de investigación nuclear de Yongbyon, donde produce su combustible para bombas atómicas, pero había pedido a cambio un levantamiento de sanciones que Washington consideró inaceptable.

Sin embargo, aseguró que Kim ha reiterado su compromiso de no continuar realizando pruebas con cohetes, misiles y armas nucleares. "Yo confío en su palabra", sentenció. Por su parte, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, aseguró no obstante que se hicieron "avances reales" en el encuentro, y se mostró "optimista" a pesar de los desacuerdos en la cumbre.

"Le pedimos que hiciera más (en materia de desnuclearización), pero no estaba preparado para hacerlo", dijo Pompeo en la misma rueda de prensa. Trump señaló que la despedida entre ambas partes fue "amistosa", y negó que se hubiera levantado abruptamente de la mesa de negociación, al asegurar que su relación con Kim sigue siendo buena, pero actualmente no hay un plan para la tercera cumbre.

Adelantó que prevé hablar por teléfono con el presidente surcoreano, Moon Jae In, en su viaje de regreso a Estados Unidos, para contarle el resultado de la cumbre, al igual que con el primer ministro japonés, Shinzo Abe.