EU.-Estados Unidos presentó una demanda este martes contra el ex consejero de Seguridad Nacional, John Bolton, en busca de bloquear la publicación de su libro sobre su tiempo en la Casa Blanca, que Washington dice podría contener información clasificada que comprometería la seguridad nacional.

La demanda civil vino un día después de que el presidente Donald Trump dijo que Bolton estaría rompiendo la ley si publicara su libro.

Trump despidió a Bolton el pasado septiembre después de 17 meses como consejero de seguridad nacional.

El presidente dijo a reporteros el lunes que Bolton sabe que su libro contiene información clasificada, y que no ha completado el proceso de aprobación requerido por cualquier libro escrito por un antiguo miembro del gobierno que tuvo acceso a información sensible.

El fiscal general William Barr dijo que el Departamento de Justicia intentaba conseguir que Bolton completara el proceso de aprobación y que “borrara la información clasificada necesaria”.

“El Cuarto en el que Ocurrió: Una Memoria de la Casa Blanca”, es el título del libro de Bolton cuya publicación está planeada para el 23 de junio.

La editorial Simon and Schuster dijo en un boletín de prensa el pasado viernes que el libro provee un recuento interno del “proceso inconsistente y disperso de toma de decisiones” de Donald Trump.

El libro detalla los tratos de Trump con China, Rusia, Ucrania, Corea del Norte, Irán, Reino Unido, Francia y Alemania, dijo la casa editorial.

Desde que Bolton reveló que su libro incluiría un capítulo sobre los tratos de Trump con Ucrania, inició el proceso legal en su contra el año pasado.

El consejo de seguridad de la Casa Blanca envió a Bolton una carta en la que externó que los manuscritos de Bolton contenían “cantidades significativas de información clasificada”, lo que hacía imposible publicarlos de la forma en que se pretendía.

El exconsejero y su abogado, Charles Cooper, enviaron su propia carta a la Casa Blanca argumentando que la información contenida en los manuscritos no merecían el trato que el consejo de seguridad pretendía darle.

“Éste es el libro que Donald Trump no quiere que leas”, ha dicho Simon and Schuster.