Estados Unidos, AFP.- El presidente Donald Trump dijo el viernes que espera que la cifra total de muertes por COVID-19 en Estados Unidos sea inferior a las 100 mil.

Aunque reconoció que incluso ese es “un número terrible”.

Los pronósticos de Trump de la cifra de muertes en Estados Unidos han cambiado con el tiempo, y en varias ocasiones ha utilizado los estimados más altos para afirmar que las acciones de su gobierno, sobre todo su decisión de restringir los viajes procedentes de China, han salvado vidas. Sus acciones han sido disputadas por funcionarios de salud pública estatales y locales, quienes se han quejado sobre la escasez de suministros para realizar pruebas y de equipo de protección para personal médico y de enfermería.

El 19 de marzo, la doctora Deborah Birx, coordinadora del grupo de trabajo de coronavirus de la Casa Blanca, reveló modelos que proyectaban entre 100.000 y 200.000 muertes de estadounidenses, asumiendo que se mantengan las medidas de distanciamiento social.

Al mismo tiempo, dijo que los modelos epidemiológicos inicialmente tenían un escenario con entre 1,5 millones y 2,2 millones de muertes en el país, sin la implementación de medidas de mitigación, como el distanciamiento social, lavado de manos y permanecer en casa lo más posible.

Poco después, Trump comenzó a especular que la cifra de 100.000 era el límite de un rango. Posteriormente, se inclinó hacia una proyección de 60.000, pero esa cantidad se ha visto eclipsada por la cantidad actual de muertes de más de 64.000. El lunes, el mandatario estaba pensando en de 60.000 o 70.000.

Durante un evento en la Casa Blanca el viernes, Trump dijo que “quizás millones de vidas” se han salvado al parar la economía.