México.-Ante las críticas dentro y fuera de Estados Unidos por el trato sufrido por los niños que atraviesan de manera ilegal la frontera con México, Trump decidió firmar una orden ejecutiva con la que pone fin a la separación de familias migrantes.

Al momento de firmar el documento, el mandatario señaló que enfrenta un duro dilema, pues si es demasiado blando los criminales invaden la frontera, mientras que si es duro la opinión pública dice que es una persona sin corazón.

“Si eres muy, muy débil, a un nivel patético, el país será invadido por millones de personas. Y si eres fuerte, entonces no tienes corazón. Es un difícil dilema. Quizá prefiero ser fuerte”, explicó.

Añadió que “no me gustaba la imagen de ver a familias siendo separadas”.

Horas antes de firmar la orden ejecutiva, Trump había dicho que “vamos a mantener a las familias unidas pero manteniendo nuestra dureza o el país será invadido por esta gente, por el crimen, por todas las cosas con las que no estamos de acuerdo y las que no queremos”.

Entre octubre de 2017 y mayo de 2018 más de 252 mil personas han sido aprehendidas en la frontera, de acuerdo con cifras de Migración. Asimismo, más de 2 mil 400 niños han sido separados de sus padres por autoridades fronterizas.