EU.-En una importante escalada de tensiones con Pekín, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha firmado este jueves dos órdenes que prohíben a los estadounidenses hacer transacciones con las empresas chinas ByteDance, propietaria de la aplicación para compartir vídeos TikTok, y con Tencent, operadora de la aplicación de mensajería WeChat.

Ha rubricado dos órdenes ejecutivas, que entrarán en vigor en 45 días, después de que la Administración Trump avanzara esta semana que estaba intensificando los esfuerzos para purgar aplicaciones chinas “que no son de confianza” de las redes digitales estadounidenses y ha calificado a TikTok y a WeChat como “amenazas significativas”.

Trump ha emitido las órdenes bajo la Ley de Poderes Económicos de Emergencia Internacional, una norma que otorga a la Administración poder para prohibir empresas o comerciar y realizar transacciones financieras con entidades sancionadas.

El presidente avanzó esta semana que apoyaría la venta de las operaciones de TikTok en Estados Unidos a Microsoft Corp si el Gobierno de Estados Unidos obtuviera una “parte sustancial” del precio de venta. No obstante, avanzó que prohibirá el servicio en Estados Unidos el 15 de septiembre, aunque algunos republicanos han expresado su preocupación por las consecuencias políticas de prohibir la popular aplicación.

“Estados Unidos debe tomar medidas agresivas contra los propietarios de TikTok para proteger nuestra seguridad nacional”, ha escrito Trump en esa orden, que recoge que la aplicación puede usarse para campañas de desinformación que beneficien al Partido Comunista Chino. Sobre WeChat, ha asegurado que “captura automáticamente numerosos datos de sus usuarios”.

La popular aplicación TikTok ha sido criticada por los legisladores estadounidenses y la Administración por la recopilación de datos y su impacto en la seguridad nacional. El miércoles, el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, amplió sus esfuerzos en un programa denominado Red limpia para evitar que varias aplicaciones y empresas de telecomunicaciones chinas accedan a información confidencial sobre ciudadanos y empresas estadounidenses. El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, será el encargado de identificar estas acciones después de que las órdenes entren en vigor a mediados de septiembre.

TikTok tiene 100 millones de usuarios en los Estados Unidos y aunque WeChat no es popular en el país, la aplicación, que tiene más de mil millones de usuarios, es omnipresente en China. También es ampliamente utilizada por los expatriados chinos como una plataforma principal para las comunicaciones con familiares y amigos, así como un medio para otros servicios, como juegos y comercio electrónico. “Esta es la ruptura en el mundo digital entre Estados Unidos y China y tomarán represalias”, ha señalado James Lewis, experto en tecnología del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales con sede en Washington.

WeChat y TikTok se encontraban entre las 59 aplicaciones, en su mayoría chinas, prohibidas en India en junio por amenazar la “soberanía e integridad” del país. El operador Tencent es la segunda empresa más valiosa de China después de Alibaba con 686.000 millones de dólares. También es la compañía de videojuegos más grande de China y a principios de este verano abrió un estudio con sede en California. Sus acciones han caído casi un 10% en Hong Kong después de la orden de Trump. Tanto ByteDance como Tencent se han negado a hacer declaraciones.