México.-El viernes 4 de octubre, Donald Trump firmó una proclama que suspende la entrada a Estados Unidos de inmigrantes que no pueden pagar sus costos de atención médica y que no estarán cubiertos por el seguro de salud dentro de los 30 días posteriores a su llegada al país.

Esto incluye a los inmigrantes que están a punto de solicitar una visa estadounidense. El documento será negado si no están cubiertos con un seguro médico o puedan comprobar que tienen los recursos financieros para cubrir cualquier gasto que surja durante su viaje. Ojo: no necesitas cumplir con este requisito si quieres tramitar una visa de no inmigrante(como la de turista).

La nueva medida entra en vigor el 3 de noviembre. No aplica para los inmigrantes que ya estén en Estados Unidos, quienes busquen asilo o los refugiados. Sin embargo, el requisito sí podría involucrar a las esposas y padres de ciudadanos estadounidenses que quieren viajar al país.

El seguro médico puede ser adquirido individualmente por medio de una entidad que no sea subsidiada, provisto por un empleador o como parte de un plan familiar. También puede tratarse de una cobertura a corto plazo.

De acuerdo con el comunicado oficial de la Casa Blanca, la medida se tomó para reducir los costos no reembolsados a los hospitales y dependencias de salud por parte de inmigrantes no asegurados. La cantidad de gastos no reembolsados asciende a 35 mil millones de dólares en los últimos 10 años, indica la proclama. "Los costos asociados con este servicio médico se pasan a la gente estadounidense en forma de impuestos y tarifas más altas".