México.-Mientras buena parte de los líderes mundiales tratan de alcanzar un compromiso que acelere la lucha contra el cambio climático en la cumbre de la ONU, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha preferido centrar sus esfuerzos en burlarse de la joven activista sueca Greta Thinberg y su discurso en el evento, con el que reprochó a la clase política su pasividad al respecto.

"Miráis a la gente joven en busca de esperanza, ¿cómo os atrevéis? Habéis robado mis sueños y mi infancia con vuestras palabras vacías", culpaba airada y emocionada Greta a los líderes políticos en el arranque de la Cumbre de Acción Climática de la ONU este lunes.

Ante este mensaje, Trump, cercano a las tesis negacionistas del cambio climático, compartió en su perfil de Twitter el discurso de la adolescente y tiró de ironía para mofarse de ella: "Parece una joven feliz aguardando con esperanza un brillante y maravilloso futuro. ¡Qué agradable verlo!".