México.-Estados Unidos pidió al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, que abandone de forma voluntaria el poder, a cambio de no acusarlo ni castigarlo, sin importar que su país esté en medio de un desastre humanitario y al borde del colapso económico.

“No es una persecución”, “No estamos tras él, queremos que tenga una salida digna y que se vaya”, afirmó el enviado especial de la Casa Blanca para Venezuela, Elliott Abrams, en entrevista con el diario The New York Times.

Agregó que hasta el momento no hay señales de que Maduro esté dispuesto a ceder su puesto. Sin embargo, la oferta de amnistía fue un mensaje para el líder venezolano, después de que él y el presidente estadounidense Donald Trump hablaron sobre la posibilidad de negociaciones bilaterales de alto nivel.

Sin embargo, Abrams aseguró en la entrevista que esas conversaciones no se han llevado a cabo y envió un mensaje a Maduro: “No queremos procesarte y no queremos perseguirte. Queremos que dejes el poder”.

A pesar de que el Departamento del Tesoro ya señaló a Maduro como uno de los beneficiarios de supuestos envíos venezolanos de drogas, recomendó que no sea acusado de ese delito.