México.- Donald Trump no va a dejar de presionar a México hasta que gane o pierda las elecciones, afirmó el sacerdote católico Alejandro Solalinde, quien agregó que los migrantes que buscan llegar a Estados Unidos a través de suelo mexicano "van a seguir pasando".

Además, estableció: "Y quién tiene la autoridad y el poder para decir quién pasa y quién no, en las dos fronteras, no son los gobiernos de Estados Unidos y de México, sino el crimen organizado. Ellos son los que controlan las fronteras. Así de fácil".

El fundador del albergue de migrantes Hermanos en el Camino, con sede en la sureña ciudad oaxaqueña de Ixtepec, advirtió también que "Donald Trump es muy voluble. No hay que fiarse de sus amenazas ni de sus promesas, porque es una persona que cambia constantemente".

Solalinde fue uno de los oradores el pasado sábado en Tijuana en el acto Unidad en Defensa de la Dignidad de México y en Favor de la Amistad con el Pueblo de los Estados Unidos, que encabezó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Esa actividad siguió al acuerdo alcanzado un día antes por los gobiernos de México y Estados Unidos, el cual evitó la imposición de aranceles a importaciones mexicanas a su vecino del norte, además del compromiso de abatir el paso de la migración sin documentos con el mismo destino.