México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador respondió hoy a la amenaza del mandatario estadounidense Donald Trump de imponer un arancel de 5 por ciento a los productos mexicanos si su vecino del norte no resolvía la problemática migratoria. En una carta recriminó que “los problemas sociales no se resuelven con impuestos o medidas coercitivas” y le dijo “no me falta valor” antes de advertirle que actuará conforme a principios.

López Obrador invitó a Trump a continuar con el diálogo en dicha materia.

“De manera específica, ciudadano Presidente: le propongo profundizar en el diálogo, buscar alternativas de fondo al problema migratorio y, por favor, recuerde que no me falta valor, que no soy cobarde ni timorato sino que actúo por principios: creo en la política que, entre otras cosas, se inventó para evitar la confrontación y la guerra. No creo en la Ley del Talión, en el ‘diente por diente’, en el ‘ojo por ojo’, porque, si a esas vamos, todos nos quedaríamos chimuelos o tuertos. Creo que los hombres de Estado y aún más los de Nación, estamos obligados a buscar soluciones pacíficas a las controversias y a levar a la práctica, por siempre, el bello ideal de la no-violencia”, expuso.

El mandatario mexicano le recordó a Trump que desde el inicio de su Gobierno ha trabajado por resolver la crisis migratoria apostando por una política que respete los derechos humanos, la cooperación y el desarrollo entre países centroamericanos, propuesta que, dijo, también le compartió.

“Estoy enterado de su última postura con relación a México. De antemano, le expreso que no quiero la confrontación. Los pueblos y las naciones que representamos merecen que, ante cualquier conflicto en nuestras relaciones, por graves que sean, se recurra al diálogo y actuemos con prudencia y responsabilidad”, señaló.

Antes, el Subsecretario mexicano para América del Norte, Jesús Seade, había hecho pública la postura del país.  México no se quedará “con los brazos cruzados” ante la imposición de aranceles, aseveró.

En declaraciones a periodistas, el Vicecanciller dijo que “esa amenaza llevada a la acción sería gravísima”, y dijo que de ser así “México estará en un aprieto”.

“Lo correcto sería responder ojo por ojo, cinco por ciento a las importaciones”, expuso, pero añadió que hacerlo así sería “irse a la jungla”.

Seade respondió que si Estados Unidos cumple con la amenaza de imponer aranceles, el país responderá de forma energética y opinó que sería desastroso si se cumpliera la medida de Trump.