EU, AFP.-Estados Unidos responsabilizó una vez más este domingo a China de la pandemia, asegurando que hay muchas pruebas de que se originó en un laboratorio, mientras que Europa sigue con el desconfinamiento ante el retroceso del coronavirus, que se ensaña con América Latina, sobre todo con Brasil.

Mientras en Europa caen los casos, en otros países como Rusia (1.280 fallecidos) o América Latina, están en pleno auge.

América Latina ya supera los 250 mil  casos y se acerca a los 15 mil  muertos, en particular en Brasil, Perú y Ecuador, que concentran el 86% de los muertos en la región y el 77% de los casos diagnosticados.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, reiteró este domingo ante miles de seguidores en Brasilia su discurso contra el confinamiento, en momentos en que el número de casos de coronavirus supera los 100 mil y hay más de 7 mil muertos.

El gigante sudamericano, de más de 210 mil millones de habitantes, se ubica en el noveno lugar mundial en términos de personas infectadas.

Por su parte, el famoso fotógrafo brasileño Sebastiao Salgado lanzó una petición en línea, firmada por el actor Brad Pitt y los cantantes Paul McCartney y Madonna, para reclamar "medidas urgentes" de los poderes públicos para proteger a los indígenas de la pandemia.

En Ecuador más de un centenar de municipios, incluidos Quito y Guayaquil, foco de la pandemia en el país, extenderán el confinamiento ordenado por el gobierno hace siete semanas.

La pandemia ya ha causado más de 240.000 muertos en el mundo desde que surgió en diciembre en China, de ellos, más del 85% en Europa y Estados Unidos, según el último balance establecido por la AFP sobre la base de fuentes oficiales.

El "historial" de China

En Estados Unidos (más de 66.000 muertos), pese a los balances diarios trágicos, algunos estados están suavizando las medidas de restricción para relanzar la economía.

Este domingo, la administración estadounidense volvió a acusar a China de engañar en su gestión de la pandemia.

"Hay una enorme cantidad de pruebas de que es allí donde comenzó", insistió el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en alusión al laboratorio de virología de la ciudad de Wuhan, en el centro de China, región donde se detectaron los primeros enfermos a finales de diciembre.

"Creo que todo el mundo puede verlo ahora. Recuerden, China tiene un historial de infectar al mundo y administrar laboratorios de baja calidad", dijo Pompeo.

Entretanto, Europa se prepara para ir levantando el confinamiento, aunque las medidas difieren de un país a otro.

Italia, alentada por el anuncio de 174 fallecidos en 24 horas el domingo, la cifra más baja desde que empezó el confinamiento, se prepara para levantar paulatinamente las restricciones a partir del lunes para poder así reactivar la muy golpeada economía.

"Quiero llevar a mi anciana madre al mar, ¿puedo?", se preguntaba Pietro Garlanti, de 53 años, con mascarilla y guantes de plástico, al comprar el periódico en un quiosco de Roma.

Estrictamente confinada desde el 9 de marzo, Italia ha registrado cerca de 29.000 muertos.

Los italianos esperan con impaciencia la reapertura de parques, la posibilidad de visitar a la familia o de reuniones de 10 personas como máximo, desplazamientos circunscritos al interior de la comuna de residencia o comida y bebida para llevar en bares y restaurantes.

No obstante, las medidas varían en las veinte regiones del país. Calabria y Véneto ya han autorizado la reapertura de bares y restaurantes, pero sin terraza.

La misma tendencia se registró en otros países del continente, como Francia o España, donde se notificaron respectivamente 135 y 164 fallecidos en las últimas 24 horas.

En España (más de 25.200 muertos), los ciudadanos empezaron a descubrir el sábado la felicidad de volver a la calle. En Francia, que roza los 24.900 muertos, el aligeramiento del confinamiento empezará el 11 de mayo.

¿Vuelve la Bundesliga?

La supresión de las restricciones ya está en camino en Alemania, donde las escuelas reabren progresivamente en algunas regiones este lunes. En Austria, las calles comerciales de Viena recuperaron el sábado el bullicio con la reapertura de las tiendas.

Por otro lado, el ministro alemán de Interior y de Deportes se mostró favorable del domingo a reanudar la liga de fútbol, la Bundesliga, en una entrevista al diario Bild. La Bundesliga sería el primer gran campeonato europeo en dar este paso.

En el Reino Unido, se ha alcanzado el pico de la pandemia, según el primer ministro Boris Jonhson, que ha prometido un plan de desconfinamiento la semana próxima. Con más de 28.400 muertos hasta el domingo, el país es el segundo más afectado en Europa, por detrás de Italia.

El desconfinamiento puede acabar mal si no va acompañado de disciplina, como ha ocurrido en Argelia, donde muchas tiendas reabiertas hace días tuvieron que cerrar este fin de semana en varias regiones debido al incumplimiento de las normas de higiene y de distanciamiento social.

Frente a este flagelo, la investigación sigue siendo una prioridad.

Los líderes europeos mostraron su apoyo a una iniciativa de Bruselas para recaudar 7.500 millones de euros (8.300 millones de dólares) para encontrar una vacuna contra el nuevo coronavirus.

El presidente estadounidense Donald Trump afirmó que Estados Unidos tendrá una antes de que acabe el año.

"Creemos que tendremos una vacuna antes de fin de año", dijo Trump en un especial de la cadena Fox News. "Los médicos van a decir: no deberías decir eso. Digo lo que pienso", agregó.

El mundo del espectáculo también está en marcha para recaudar fondos. El "rey de Bollywood" de India, Shah Rukh Khan, junto con estrellas internacionales como el actor Will Smith y la leyenda del rock Mick Jagger, ofrecieron un concierto en línea de casi cinco horas este domingo para recaudar fondos para los afectados por la pandemia de coronavirus.