México.-Cientos de habitantes de Dayton dieron este miércoles una desfavorable recepción al presidente estadounidense Donald Trump en su visita a esta ciudad del suroccidental estado de Ohio, donde se reunió con víctimas del tiroteo del pasado domingo.

Buena parte de los manifestantes se congregaron en torno al Miami Valley Hospital, donde fueron llevados varios de los alcanzados por los disparos de Connor Betts, hombre de 24 años de edad que la madrugada del domingo pasado disparó contra la gente que departía en el centro de la ciudad.

Las mayoría de las pancartas hechas a mano reclamaban el endurecimiento de las leyes que controlan la venta y posesión de armas de fuego en Estados Unidos.

“Haga algo”, “Podemos terminar con la violencia”, “Trump vete”, eran algunos de los textos de las pancartas a las afueras del hospital y de las calles que recorrió el mandatario.

Cerca del Miami Valley Hospital estuvo también una versión menor del “Baby Trump”, el globo color naranja que se ha hecho presente en los grandes eventos internacionales donde se cuestiona la política del mandatario.

En las calles del distrito de Oregon, el centro histórico de Dayton donde la madrugada del pasado domingo ocurrió el tiroteo de menos de un minuto en el cual murieron nueve personas, hubo la presencia de seguidores del presidente republicano.

Cerca del Miami Valley Hospital estuvo también una versión menor del “Baby Trump”, el globo color naranja que se ha hecho presente en los grandes eventos internacionales donde se cuestiona la política del mandatario.

En las calles del distrito de Oregon, el centro histórico de Dayton donde la madrugada del pasado domingo ocurrió el tiroteo de menos de un minuto en el cual murieron nueve personas, hubo la presencia de seguidores del presidente republicano.