México.- El presidente Donald Trump defendió este viernes las redadas masivas que produjeron el arresto de 680 personas sin documentos en siete plantas de pollo del sureste de Estados Unidos, al afirmar que estas medidas funcionan como un disuasivo contra la inmigración ilegal.

"Quiero que la gente sepa que, si vienen a Estados Unidos ilegalmente, se van a ir", dijo Trump a periodistas. "Y esto sirve como un buen disuasivo".

"Cuando la gente vea lo que vio (el miércoles), sabrán que no se van a quedar aquí", prosiguió en declaraciones en la Casa Blanca.

Las redadas del miércoles en seis ciudades de Mississippi desataron duras críticas luego de que la prensa local divulgara imágenes de los niños que quedaron solos al salir de la escuela, llorando y sin tener adónde ir ni qué comer.

El fiscal general de Mississippi, Mike Hurst, quien dirigió las mayores redadas ejecutadas en un solo estado en la historia del país, también se defendió asegurando que los agentes se habían preocupado de que los niños fueran reunidos con sus padres.

"No tenemos conocimiento de que ningún niño en este momento esté sin sus padres como resultado de la operación", escribió el jueves por la noche en Twitter.