México.- El presupuesto federal de las escuelas encargadas de formar a los maestros de educación básica ha disminuido durante los últimos años.

En 2015, tras la desaparición de los 43 alumnos de Ayotzinapa, las 260 normales del país, incluyendo las 16 rurales, recibieron mil 195 millones de pesos. En los tres años siguientes su presupuesto fue de mil 189 millones, 844 millones y 733 millones, respectivamente. Este 2019 obtuvieron 443 millones de pesos, una baja de 63% respecto a 2015 y de 77% en comparación con los 271 millones que, se prevé, reciba  el próximo año la Dirección General de Educación Superior para Profesionales de la Educación, a donde pertenecen administrativamente.

Funcionarios federales consultados indicaron que hay posibilidades de que se incremente el presupuesto a las normales. Será entre febrero y marzo de 2020 cuando se les repartan recursos de acuerdo a unas reglas de operación basadas en la presentación de proyectos.

Diagnósticos de la SEP dejan claro que las acciones emprendidas en anteriores gobiernos para consolidar a estas escuelas como instituciones de educación superior no han sido acertadas debido a que no tomaron en cuenta sus particularidades.

Pero además del presupuesto, en las normales también se retrae el número de alumnos y su cuerpo académico envejece.

De acuerdo con información oficial, en el ciclo 2017-2018 la matrícula se desplomó a 87 mil 740 alumnos, aunque al siguiente hubo una ligera recuperación al pasar a 91 mil 966 estudiantes. De los profesores de tiempo completo que laboran en las normales rurales, 25% tiene una antigüedad de 25 años o más.