El turismo de convenciones y negocios ha mostrado un crecimiento sostenido en los últimos años en México, lo que ha convertido al país en una de las principales potencias de ese mercado a nivel mundial, informó la presidenta del Capítulo México de la MPI, Rocío Mejía Díaz.

Entrevistada en el marco del arranque del IX Congreso Nacional MPI (Meeting Professional International), indicó que un factor determinante para que México sea una potencia en el tema del turismo de convenciones es su amplia diversidad de atractivos y su gran infraestructura turística.

Incluso, agregó, el turismo de convenciones ha logrado crecer a pesar de los “warning” (alertas) que algunos países de Europa y Estados Unidos han emitido para que sus ciudadanos eviten algunas zonas o destinos mexicanos.

“El último nos lo emitieron por la situación en Guerrero, sin embargo, luego del Tianguis Turístico que se realizó en esa entidad, las cosas han sido positivas y el sector ha logrado mantener su crecimiento y desarrollo”, aseguró.

Indicó que el turismo de convenciones es una de las actividades que más dinamiza la economía, pues el visitante que llega a un destino para participar en un congreso suele gastar hasta tres veces más que el que llega en busca de descanso y placer.

De tal modo, prosiguió, que por cada peso que gasta un turista convencional, el de congreso eroga tres pesos, por lo que representa un activo económico muy importante para las ciudades y destinos que tienen capacidades y ofertas para este tipo de actividad.

Mejía Díaz expuso que Yucatán ya puede ser considerado como un destino de congresos y convenciones “consolidado”, al igual que otras ciudades como el caso de Monterrey, Guadalajara, Distrito Federal, así como Cancún y la Riviera Maya, en Quintana Roo.

“Se ha trabajado mucho en Yucatán para consolidar una infraestructura y una oferta de primer nivel, y de hecho esa es una de las razones por las cuales decidimos venir aquí a desarrollar los trabajos de IX Congreso de la organización”, añadió.

Entre los destinos nacionales considerados como “emergentes” o en desarrollo, destacó el caso del Estado de México, que ha trabajado fuerte en los últimos años para venderse como destino de congresos y convenciones y que ha logrado resultados significativos.

“Creo que todas las entidades tienen algo que ofrecer a este mercado, pero también depende de las mismas entidades trabajar para poder incorporar una oferta que pueda ser atractiva, tanto dentro como fuera del país”, subrayó.

Por su parte, el representante de la Secretaría de Turismo federal, José Alfonso Bayón Ríos confirmó que el sector de reuniones en México atraviesa por momentos de oportunidad, por lo que este tipo de eventos, en los cuales se puede tener un amplio intercambio de experiencias, debe ser aprovechado para obtener mayor impulso.

Notimex