Cuernavaca, Morelos.- Empresarios de Morelos reportaron que tras la llegada de la nueva normalidad a la entidad las ventas del sector comercio y turismo tienen una caída del 70 por ciento.

Antonio Sánchez Purón, presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco.Servytur) en Cuernavaca dijo que durante la cuarentena solo un 20 por ciento de los negocios afiliados mantuvieron sus puertas abiertas.

Se trató de los establecidos cuyos giros fueron considerados como esenciales por las autoridades.

En esos negocios las ventas durante tres meses fueron de apenas un 30 por ciento.

“Te puedo decir que hubo negocios que estaban dentro del rango de los esenciales y de los no esenciales, obviamente los esenciales continuaron trabajando, no hubo un cierre, hubo nada más una adecuación, prácticamente es un 20 por ciento de los asociados que tenemos dentro de la cámara.

“La Cámara tiene cerca de 950 afiliados, independientemente de que la propia Ley Federal de Cámaras y sus Confederaciones me marca que yo soy representante de todo el sector comercio, servicios y turismo, eso lo dice la propia ley, pero en el ámbito únicamente de mis afiliados, el 20 por ciento continuó trabajando, tuvo que invertir en adecuaciones, sin embargo sus ventas no rebasaron más allá de un 20, un 30 por ciento de una venta normal durante estos tres meses, independientemente del giro en el que se hayan encontrado, prácticamente se reprimió el mercado”, dijo Sánchez Purón en entrevista.

El 80 por ciento de los negocios restantes apenas abrió sus puertas esta semana.

Los dueños de esos establecimientos reportan que sus ventas son también del 30 por ciento.

“Ese 80 por ciento prácticamente inició operaciones el día lunes, sin embargo las ventas siguen igual de reprimidas, hablan de una venta no mayor de un 30 por ciento de una venta normal eso quiere decir que la desescalada y la reincorporación a las actividades económicas es muy complicada.

“Habría que sumarle que muchos de los empresarios, ya fuera que tuvieran uno, cinco o 10 empleados, tuvieron que mantenerlos en la nómina, tuvieron que pagar Seguro Social o están en una dificultad de una falta de pago, una situación similar a lo que tiene que ver con el pago de impuestos y sumado a ello las adecuaciones para esta nueva realidad que se tuvieron que generar en los negocios, ya sea por equipamiento o por cambios en estructuras físicas en cuanto a recepción de consumidores”, expreso el dirigente empresarial.

A partir de esta semana la Canaco-Servytur generará un reporte sobre cuántos establecimientos no resistieron la pandemia y tuvieron que bajar sus cortinas de forma definitiva y cuántos de plano no resistirán la nueva normalidad por falta de ventas y recursos económicos para enfrentarla.

De acuerdo con Sánchez Purón, los empresarios afiliados a esa cámara tuvieron que invertir entre 5 y 15 mil pesos para adecuar sus negocios y cumplir con las reglas de seguridad sanitaria.

“Como un mínimo de 5 mil pesos y de ahí se puede ir hasta 15 mil pesos y todo depende de la naturaleza del negocio, podría estar en ese rango, a lo mejor una venta de mostrador nada más necesita una mampara; un restaurante necesita disminuir el número de asistentes, necesita tener una infraestructura para la entrega a domicilio, necesita tener una infraestructura para la cocina, para los meseros, para el cajero, etcétera”, comentó.

El sector que hasta el momento permanece en ceros, agregó Sánchez Purón, es el turismo.

“Hoy te puedo decir que quien liderea las ventas es el comercio, el servicio sería el segundo segmento y el último segmento es el turismo, que prácticamente está totalmente reprimido por las circunstancias en las que estamos y los atractivos o la posibilidad, la oferta turística que tenemos por la misma pandemia está muy limitada.

“Cuernavaca parte de sus atractivos son sus albercas, son sus espacios abiertos y hoy es parte de lo que no esta permitido hacer, entonces el turismo prácticamente tiene una actividad reducida a la mínima expresión”, dijo.

El empresario lamentó que a pesar de que el número de contagios y muertes provocadas por la pandemia de COVID-19 siguen al alza en Morelos, los clientes que han entrado a la nueva normalidad no acatan las indicaciones de seguridad sanitaria.

“En el caso de muchos de los consumidores lo que estamos observando cuando acuden a los negocios es que ya acuden sin cubrebocas, que no se limpian las manos con gel cuando están ingresando al negocio, entonces en la medida en que tanto el empresario, como el consumidor observemos y llevemos a cabo las medidas es como únicamente vamos a lograr que la pandemia empiece a disminuir y realmente empecemos a hablar de disminución de contagios y sobre todo de lo más lamentable que son las muertes”, expresó.