Ciudad de México.- Un grupo de turistas chinos sufrió una verdadera pesadilla con un taxista en Amsterdam que, además de querer cobrarles una fortuna por un viaje de 20 minutos, los secuestró por varios minutos.

De acuerdo a Shanghaiist, los visitantes llegaron al aeropuerto internacional de Schiphol, a nueve kilómetros de la capital de Holanda.

Para llegar a su hotel, tomaron un taxi que tardó alrededor de 20 minutos en llevarlos a su hotel.

Sin embargo, los chinos se llevaron un verdadero susto cuando el chófer les cobró la tarifa: ¡485 euros!, casi once mil pesos mexicanos.

“Le respondimos que era un numero aterrados, y entonces él comenzó a conducir sin parar”, narró uno de los turistas.

Los turistas trataron de pedir ayuda a gritos, hasta que uno de ellos logró romper una ventana y el conductor se detuvo.

Algunos de los turistas huyeron del coche, pero uno de ellos se quedó atrapado en el interior, con el conductor y su equipaje.

De acuerdo a News.nl, los turistas finalmente acordaron pagar 100 euros por el viaje, y el chófer les devolvió su equipaje.

La policía, se informó, está buscando al conductor.

No es la primera vez que Ámsterdam queda mal parado ante China; en enero, dos jóvenes publicaron videos en los que aparecen lanzando leche en polvo a inocentes transeúntes asiáticos.