Chilpancingo, Guerrero.- Diputados del Congreso local turnaron a la Comisión de Educación, Ciencia y Tecnología, una propuesta de exhorto al secretario de Educación en el estado, José Luis González de la Vega Otero, para que informe las necesidades y avances en infraestructura educativa, el número total de maestros en la entidad, de procedimientos por cambio de adscripción, y el mecanismo para la asignación de plazas.

En la sesión de este jueves, la diputada del Partido Verde Ecologista de México, Carmen Iliana Castillo Ávila, presentó un acuerdo parlamentario que pretende conocer los avances que la reforma educativa ha tenido en Guerrero, toda vez que es una entidad que padece de graves rezagos en la materia.

“La implementación de la Reforma Educativa no ha sido fácil, y el Gobierno Federal en coordinación con los gobiernos locales han tenido que ir ajustando y perfeccionando muchas cosas a partir de su implementación, por lo que resulta conveniente, en el caso de nuestro Estado, conocer y hacer una valoración sobre los beneficios que ha traído consigo”, fundamentó.

En exposición de motivos, la diputada recordó que el noviembre del año pasado, el Congreso aprobó el decreto en el que se autorizó al gobierno del estado realizar lo necesario para la materialización de la firma del Convenio de Coordinación y Colaboración para la Potenciación de Recursos del Fondo de Aportaciones Múltiples, mediante el cual, se destinarán más de 2 mil millones de pesos a infraestructura educativa de la entidad.

Señaló que en Guerrero hay temas pendientes como la falta de equipo en las escuelas, que, según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI), en el estado suman 10 mil 944, con un universo de más de 100 mil estudiantes, a quienes se les deben garantizar materiales educativos.

En el exhorto, que presentó y que será analizado por la Comisión al que fue turnado, planea que el secretario de Educación informe sobre las necesidades y avances que existen en infraestructura, mobiliarios, equipos, materiales, métodos educativos,  personal directivo, y administrativo docente para lograr una mayor y mejor calidad educativa en la entidad.

También que se dé cuenta del número de maestros que hay en Guerrero, y cuántos de ellos se encuentran dando clases frente a grupos; además, el número de procedimientos llevados a cabo por cambios de adscripción, y la forma en cómo se cubre la ausencia de un docente cuando el puesto queda vacante.

Asimismo se solicitó información sobre los mecanismos y procedimientos llevados a cabo para la asignación de plazas a docentes que han pasado sus exámenes de oposición con resultados idóneos, y por qué solamente se les están otorgando interinatos de maneta temporal.

El acuerdo no fue presentado como de urgente y obvia resolución, por lo que fue turando a Comisión para su análisis y dictaminación.

En otro punto del orden del día, la fracción de Movimiento Ciudadano urgió a que en Guerrero se ponga en marcha el mando único con los 55 municipios que lo aceptaron, en tanto en el Senado se aprueba el mando mixto, esto en relación a los resultados de la encuentra nacional de victimización y percepción sobre seguridad pública, del (INEGI).

Destacaron que el estado ocupa el tercer lugar a nivel nacional con mayor crecimiento en víctimas, con un total de 31 mil, resultados que relacionó con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, las cuales colocan al pasado mes de agosto como el más violento, respecto al delito de homicidios, en lo que va del sexenio de Enrique Peña Nieto.

Por otro lado, el Pleno del Congreso aprobó por unanimidad un exhorto a la Secretaría de Salud Guerrero, para que en la medida del presupuesto de la dependencia contrate a personal suficiente para reducir la tasa de mortalidad materna en Guerrero, y además se capacite al personal ya adscrito para que briden atención oportuna a mujeres embarazadas, a efecto de prevenir la muerte materna.

El exhorto fue presentado Movimiento Ciudadano, quien argumentó que Guerrero ocupó desde año 2000 al 2011 la tasa más alta de mortalidad materna en el país, alcanzando en 2012 el indicador de 75.9 defunciones por cada 100 mil habitantes.

Añadió que actualmente el estado ocupa el séptimo lugar a nivel nacional, pues desde enero de este año, hasta la primera semana de septiembre se han registrado 26 casos de muerte materna, de las 529 que la Secretaría de Salud federal registró en todo el país.