Aviones de combate turcos bombardearon hoy posiciones del proscrito Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) dentro de territorio turco y a través de la frontera en el norte de Irak, como parte de su campaña aérea contra el terrorismo.

Cazas F-16 de la Fuerza Aérea turca atacaron seis objetivos en el norte de Irak, tras haber sido desplegados desde una base aérea de la provincia de Diyarbakir, en el sureste de Turquía, en el mayor ataque contra los kurdos desde que comenzó la ofensiva la semana pasada.

La aviación destruyó refugios, depósitos, bases logísticas y cuevas usadas por el PKK tanto dentro como fuera de Turquía, informó el Estado Mayor turco en un comunicado difundido por el diario local Hürriyet.

Turquía comenzó el pasado 24 de julio a bombardear posiciones del yihadista Estado Islámico (EI) en Siria y de los rebeldes kurdos en el norte de Irak, cuatro días después del atentado en Suruc, cerca de la frontera siria, en el que 32 personas murieron.

Además, en una operación iniciada el viernes pasado contra el EI, el PKK y otros grupos ilegales, las fuerzas de seguridad turcas han detenido a mil 302 personas, más de 300 en las última jornada en 39 provincias del país.

El gobierno iraquí condenó este miércoles los bombardeos de Turquía contra los rebeldes kurdos en el norte de Irak y los calificó como “una escalada peligrosa y un ataque a la soberanía iraquí”.

En un comunicado publicado en la página web del primer ministro iraquí, Haider al Abadi, el gobierno hizo un llamado a Turquía para evitar una mayor escalada y buscar una solución a la crisis.

Sin embargo, el presidente turco Recep Tayyip Erdogan ha advertido que su país no dará marcha atrás en la denominada “lucha contra el terrorismo”, tras las operaciones militares contra el PKK y el EI, activo en la zona norte de Siria.

Este miércoles, el Parlamento de Turquía se reunirá para debatir sobre la campaña militar contra el PKK y el EI, que empezó de forma simultánea el viernes pasado, así como sobre los actos de violencia que se han registrado en el país.