México. Notimex.- El rector general de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), Eduardo Peñalosa Castro, dio a conocer que esta institución solicitará al Congreso de la Unión la autorización de siete mil 700 millones de pesos como presupuesto para 2019.

Esa cantidad implicaría entre 10 y 12 por ciento más, aproximadamente, lo que permitiría incrementar su matrícula actual que es de 57 mil, a entre ocho mil y 10 mil alumnos más hasta 2021.

Además, ayudaría a resarcir daños por el sismo de 2017 en sus edificaciones, así como cumplir con sus requerimientos de docencia, investigación y fomento cultural.

En entrevista, Peñalosa Castro subrayó que "el presupuesto para la universidad pública no es un gasto, sino una inversión. El trabajo de la universidad es desinteresado, honesto y su rol es fundamental. No podríamos soportar un ajuste".

Detalló que una de las mayores presiones presupuestarias de la UAM está en el Capítulo 1000 de la Ley de Instituciones Públicas de Educación referente a "servicios personales", es decir, prestaciones, comisiones, salarios, becas y honorarios, entre otros; "eso no lo podemos tocar", precisó.

Advirtió que cualquier ajuste en ese rubro les afectaría mucho, "porque tendríamos de inmediato la reacción de toda la gente que vive de la Universidad".

Durante 2018, refirió, el presupuesto de la UAM asignado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) fue de seis mil 980 millones de pesos, por lo que solicitó al Congreso de la Unión un incremento para 2019 de, por lo menos entre tres y cuatro por ciento, para alcanzar alrededor de siete mil 200 millones de pesos.

"Lo que nosotros solicitamos es, por lo menos, lo que prometió el presidente electo. Es decir, lo mismo que 2018, más la indexación al Índice Nacional de Precios al Consumidor que fluctuaría entre tres y cuatro por ciento, lo que implica alrededor de 200 millones de pesos más", expuso.

De acuerdo con el rector general, la UAM pedirá también a Hacienda otros 200 millones de pesos, a fin de atender las necesidades de docencia de educación superior y posgrado, así como para otorgar becas, ampliar la matrícula escolar, continuar con la investigación científica e impulsar y difundir la cultura.

Aunado a ello, dicha casa de estudios tiene la necesidad de destinar aproximadamente 300 millones de pesos para restaurar el edificio "S" de la Unidad Iztapalapa, que hasta hoy se mantiene desocupado como resultado del sismo de 2017 y que afecta a 200 docentes y dos mil alumnos, explicó.

"Es un edificio que tenía muchas muestras de laboratorio. Tiene varios niveles y es de miles de metros cuadrados. Los maestros y alumnos han tenido que recurrir a otros espacios dentro y fuera de la universidad para reubicarse. Están molestos y con razón", indicó Peñalosa Castro.

Con ello, consideró que el presupuesto requerido para 2019 de la Universidad Autónoma Metropolitana deberá ser entre 10 y 12 por ciento más, lo que implicaría aproximadamente 700 millones de pesos extra a los casi siete mil millones de 2018.

"Son alrededor de 700 millones de pesos más. Es decir, entre 10 y 12 por ciento más, por lo menos, lo que podríamos solicitar como adicional al monto de 2018 que fue de seis mil 980 millones. Eso sería lo deseable para tener la capacidad de contender para 2019", recalcó el rector general.

Aseguró que hasta el momento lo diputados se han mostrado sensibles a las necesidades de la institución, al igual que las futuras autoridades de la SHCP, "aunque ha sido complicado y difícil estar en contacto, pero a través de terceros hemos escuchados que hay disposición para colaborar".

Si bien la universidad pública debe ser autónoma, es necesario que cuente con el apoyo y el financiamiento del Estado para poder funcionar "y estamos dispuestos a colaborar con el nuevo gobierno en todo lo que se proponga", abundó.

También confió en que la jefa de gobierno electa de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, apoye a la institución una vez que asuma el cargo, como lo prometió en campaña.