México.-Una mujer se defendió de sus asaltantes en el vecindario de Woodbridge, Virginia, arrojándoles chocolate caliente que recién había comprado en un 7-Eleven.

Los hechos ocurrieron sobre la vía Cardinal Drive, cuando una mujer de 50 años regresaba a su vehículo, estacionado en la calle, y fue abordada por dos sujetos que le exigieron las llaves, señala un informe del Departamento de Policía del Condado de Prince William.

En ese momento, su hija, de 22 años, recién salía de la tienda con la bebida caliente en la mano y, al ver lo que estaba ocurriendo, les tiró el líquido encima.

Tras esto, los ladrones huyeron del lugar a pie, sin lograr consumar el robo ni herir a sus víctimas, reportaron las autoridades; quienes continúan haciendo investigaciones para localizar a los agresores.

De acuerdo con un reporte de The Washington Post, un chocolate caliente del 7-Eleven tiene una temperatura de 171 grados Fahrenheit, equivalente a unos 77 grados Celsius.

De acuerdo con Jeffrey Shupp, director del Centro de Quemaduras en MedStar Washington Hospital Center, una bebida con alto contenido graso, tal como la leche o el chocolate, puede provocar quemaduras de tercer grado en la piel.

Señaló que el peor de los casos, las quemaduras con bebidas calientes  injertos de piel y una estancia en el hospital.