Ciudad de México.-Julio Cortazar nació un 26 de agosto de 1914, en Bélgica, a sus cuatro años su familia se mudó a Argentina donde vivió hasta 1951, para luego finalmente mudarse a París, lugar donde residió hasta el día de su muerte.

Fue a la escuela N°10 de Banfield donde realizó sus estudios primarios. En 1932 se formó como maestro normal y profesor en Letras en la Escuela Normal de Profesores Mariano Acosta. Aficionado al Boxeo comenzó a ir a los estadios para ver el deporte donde creó una especie de filosofía del mismo “eliminando el aspecto sangriento y cruel que provoca tanto rechazo y cólera”. Admiraba al hombre que siempre iba para adelante y a pura fuerza y coraje conseguía ganar.

Su primer cuento, “Bruja”, fue publicado en la revista Correo Literario. Participó en manifestaciones de oposición al peronismo. En 1946, cuando Juan Domingo Perón ganó las elecciones presidenciales, presentó su renuncia. «Preferí renunciar a mis cátedras antes de verme obligado a sacarme el saco, como les pasó a tantos colegas que optaron por seguir en sus puestos».

En 1948 obtuvo el título de traductor público de inglés y francés, carrera que realizó en 9 meses contra los 3 años que lleva normalmente. Este hecho le ocasionó un stress que le generó síntomas neuroticos, como el toc de buscar cucarachas en la comida, que luego de escribir el cuento, Circé, logró exorsizar la manía. Circé, junto a Casa Tomada y otros cuentos fueron incluídos en su primer libro llamado: Bestiario.

En 1953 aceptó traducir toda la obra de Edgar Allan Poe para la Universidad de Puerto Rico y con la cual obtuvo algo de liquides economica. Ese trabajo al día de hoy es considerado como la mejor traducción del escritor estadounidense de todos los tiempos.

En 1963 visitó Cuba invitado por Casa de las Américas para hacer de jurado en un concurso. A partir de entonces, ya nunca dejó de interesarse por la política latinoamericana. Durante esa visita también conoció personalmente a José Lezama Lima, con quien se escribía desde 1957, y cuya amistad se mantuvo hasta la muerte de este.

En ese mismo año aparece la que sería su mayor éxito editorial y le valdría el reconocimiento de ser parte del boom latinoamericano: la novela Rayuela, la cual se convirtió en un clásico de la literatura en español y motivo de estudio de cientos de especialistas que al día de hoy tienen múltiples interpretaciones de la novela.

Cortazar falleció el 12 de febrero de 1984, a causa de una leucemia. En la actualidad es costumbre dejar sobre su lápida, en París, recuerdos como piedras, notas, flores secas, lápices, cartas, monedas, billetes de metro con una rayuela dibujada, un libro abierto o paquetes de cerezas. En su tumba hay una imágen de un Cronopio, personaje inventado por el escrito.

Como celebración de su natalicio te dejamos un cuento muy popular de su extensa obra. “Casa Tomada” pero en la voz del mismo Cortazar.

Y para que lo conozcas más, si es que no lo haces, o para que lo disfrutes si es de tus preferidos una breve entrevista que le relaizaron donde despliega toda su creatividad.